5 de septiembre de 2014

OTROS SANTOS DEL DÍA:

Stos. Herculano y Taurino


Santos Aconto, Nono, Herculano y Taurino. M. c. 180. 
Martirologio Romano: Junto al actual Fiumicino, santos Aconto, Nono, Herculano y Taurino, mártires
Mártires en Porto Romano, Lacio, Italia. Probablemente durante la persecución de Marco Aurelio. 

San Quinto. s. II - III. 
Martirologio Romano: En Capua en Campania, san Quinto, mártir
Mártir junto con Donato. Mártires en Capua, y en otras localidades de la Italia meridional. Su imagen se encontraba en la basílica absidal de San Prisco.     

Santos Urbano, Teodoro, Menedemo y compañeros. M. 370. 
Martirologio Romano: En Nicomedia en Bitinia, en la actual Turquía, santos mártires Urbano, Teodoro, Menedemo y compañeros, ya sea clérigos como laicos, que por orden del emperador Valente fueron colocados por su fe católica en una embarcación y quemados en el mar
Es un grupo de 80 presbíteros, clérigos y laicos que en tiempos del emperador arriano Valente fueron deliberadamente dejados morir en una nave en llamas porque habían apelado al emperador contra la persecución de la que eran sobjeto los católicos. Murieron en Nicomedia de Bitinia. 

San Bertino. (615 - c.709). 
Martirologio Romano: En el territorio de Thérouanne en Flandes, hoy Francia, san Bertino, abad de Sithiu, que fue enterrado junto a san Mummolino en el monasterio fundado por él, que después tomó su nombre
Nació cerca de Constanza, y se hizo monje en Luxeuil durante el abadiato de san Walberto (642), que había introducido en la abadía la regla benedictina. Fue enviado junto con dos compañeros: santos Mummolino y Beltrán, a ayudar a san Audomaro, obispo de Thérouanne, que lo nombró abad de Sithiu (llamado luego Saint-Bertin). 
Según la leyenda habría fundado un monasterio, pero cuando la comunidad se hizo demasiado numerosa, los tres monjes embarcaron en un esquife sin remos ni vela y bogaron al garete dejando el rumbo en manos de Dios, para que éste determinara el emplazamiento de la nueva colonia. Un ángel les hizo llegar a la isla de Sithiu, en medio de una marisma. Allí construyeron un nuevo convento. La leyenda le atribuía curaciones milagrosas. La más célebre era la del Leude (militar profesional al servicio del rey en la monarquía gótica) Valdeberto, quien se había quebrado una pierna al caer del caballo. Fue curado con vino destinado a la Misa, que el santo extrajo de un tonel vacío. Patrón de la ciudad de Saint Omer. 

San Alperto de Butrio. M. 1073. 
Martirologio Romano: En Tortona, región de Liguria, en Italia, san Alperto, fundador y primer abad del monasterio de Butrium (hoy Palazzuolo).
Parece que pertenecía a la importante familia de los Malaspina. En 1030, se fue a vivir como ermitaño en Butrio en la diócesis de Tortona (Liguria, Italia), cerca del valle del río Borrione. Como hubiera curado milagrosamente a un niño mudo, hijo del marqués de Casasco (Malaspina), éste como signo de agradecimiento le edificó una iglesia románica dedicada a María en la que Alberto y sus compañaros pudieron celebrar el Oficio divino. Se constituyeron en comunidad benedictina según la reforma de Cluny, pero manteniendo sus orígenes eremitas, y construyeron un monasterio, del que Alberto fue su primer abad y dirigió esta comunidad hasta su muerte. El eremitorio, dependiente directamente del Papa, alcanzó una gran preponderancia espiritual y material, llegando a ser un gran centro espiritual de la zona.
Isla de Meleta. Abadía

Juan Bono. Beato. s. XIII. 
Martirologio Romano: En Dalmacia, beato Juan Bueno de Siponto, abad y fundador del monasterio de San Miguel, ubicado en el litoral de Dalmacia, frente al monte Gargano.
Discípulo del beato Juan de Matera, como el beato Jordán de Pulsano. Erigió y fue abad en el monasterio de San Miguel, en la isla Meleta, junto a la costa de Dalmacia.   

Guillermo Browne. Beato. M. 1605. 
Martirologio Romano: En Ripon, en el condado de York, en Inglaterra, beato Guillermo Browne, mártir, que condenado a pena capital por haber inducido a otros a abrazar la fe católica, fue ahorcado y cruelmente descuartizado.
Era un laico natural de Northamptonshire; doméstico en la casa del noble Thomas Darcy, y era conocido or su celo en rechazar y hacer rechazar el juramento sobre la supremacía del rey en el campo espiritual; conocido también por no asistir a los ritos protestantes y exhortar a la fidelidad a la religión católica. Por estos motivos fue arrestado y procesado en el reinado de Jacobo I, y condenado a al pena de muerte como reo de alta traición. El 5 de septiembre fue ahorcado, y descuartizado en Ripon. Fue beatificado en 1929 por SS. Pío XI, junto con otras 106 víctimas de la feroz persecución.