26 de septiembre de 2014

Beatos RAFAEL PARDO MOLINA y JOSÉ MARÍA VIDAL SEGÚ. M. 1936.


Martirologio Romano: En el mismo lugar, beato Rafael Pardo Molina, religioso de la Orden de Predicadores y mártir, que murió durante la persecución contra la fe. Junto a él se conmemora también al beato mártir José María Vidal Segú, sacerdote de la misma Orden, que por su incansable testimonio de fe en Cristo fue acogido en la gloria en Barcelona

Rafael nació en Valencia. A los 20 años ingresó en la escuela Apostólica dominica de Solsona (Lérida) con la ilusión de ser religioso sacerdote. No pudo ser. Pero dos años después pidió ingresar en la vida religiosa en calidad de Hermano Cooperador. Profesó en la Orden en 1926 y en Calanda se dedicó al cultivo de la huerta conventual durante 6 años, adquiriendo gran prestigio entre los agricultores calandinos.
En 1932 fue admitido a la profesión solemne y destinado al Convento de Valencia para desempeñar el oficio de sacristán menor, promoviendo el culto a los santos y la veneración de las reliquias. Y cuando amenazaba la persecución religiosa ocultó en casas particulares parte de los objetos de culto, los cuales fueron requisados y tuvo la valentía de presentarte, con un abogado, en la Alcaldía de Valencia a denunciar el saqueo y consiguió que fueran depositados en el Ayuntamiento y después de la guerra, en parte, fueron recuperados.
Desde el 19 de julio hasta el 26 de septiembre de 1936 para evitar o atenuar las molestias a las familias que le acogían se refugió en varias casas de Valencia. Hacia las cinco de la tarde fue sorprendido por un grupo de milicianos que le condujeron en coche por la carretera de Valencia a Nazaret y tres horas después lo fusilaron.
Sus restos mortales están en la Basílica San Vicente Ferrer en la cripta lateral del altar de Santo Domingo. 

José María nació en Secuits (Tarragona). En su vocación dominicana influyó el ambiente familiar. Ingresó en la Escuela Apostólica de Solsona, pasó después a Calanda. En Valencia tomó el hábito y, realizados los estudios eclesiásticos, Fue ordenado sacerdote en 1936.
El 19 de julio fue acogido por una familia afecta a la Orden. Después vagó por las calles de Valencia hasta que un hermano suyo vino de Barcelona  y se retiró a una masía de Piera (Barcelona) trabajando como operario en las labores de la vendimia.
El 20 de septiembre lo llevaron a la cárcel y el 24 lo sacaron para su ejecución.