8 de agosto de 2015

Santos CIRIACO, LARGO, CRESCENCIANO, MEMMIA, JULIANA y ESMARAGDO. M. 304.


Martirologio Romano: En Roma en el septimo millar de la vía Ostiense, santos Ciriaco, Largo, Crescenciano, Memmia, Juliana y Esmaragdo, mártires

Es un grupo de 24 mártires que sufrieron martirio en Roma durante la persecución de Diocleciano; su guía era Ciriaco, un diácono, que en un periodo posterior dio nombre a una iglesia. Sus Actas no tienen ningún valor. Todo lo que se sabe con certeza es que los mártires fueron sepultados en la séptima piedra millar de la vía Ostiense. Hay un desdoble el 24 de Noviembre, que dice que murieron mártires durante el gobierno de Majencio en Roma. Hay otro desdoble, con el nombre de Quiriaco, junto con santa Hilaria el 12 de Agosto. 
Según la pasión, Ciriaco, Sisinio, Largo y Esmaragdo fueron cristianos dedicados a socorrer con limosnas a los cristianos presos en la persecución de Maximiano, y dedicados a la construcción de las termas de Diocleciano. El papa san Marcelo, encargó a Ciriaco, Sisinio, Largo y Esmaragdo que se ofrecieran como trabajadores en la construcción de las termas; fueron descubiertos y encarcelados. Sisinio fue decapitado más tarde, mientras que Ciriaco se congració con Diocleciano al liberar a su hija Artemia de un demonio. La curación provocó la conversión de Artemia y su madre. Ciriaco fue liberado y enviado a Peria con Largo y Esmaragdo, para curar a Jovia, la hija del rey Sapor, que estaba poseída por un demonio. Durante el viaje convirtieron a muchos. Murió Diocleciano, y fueron arrestados por Maximiano, que mandó ejecutarlos. Su culto se ha limitado a los calendarios particulares desde 1969.