21 de agosto de 2015

Santos BERNARDO, MARÍA y GRACIA. M. 1180.


Martirologio Romano: En Alcira, en el territorio de Valencia en España, conmemoración de los santos mártires Bernardo, antes llamado Mohamed, monje de la Orden Cisterciense, y sus hermanas, María (Zaida) y Gracia (Zoraida), que desde la religión mahometana él las condujo a la fe en Cristo

Eran cuatro hermanos: Almanzor, Mohamed, Zaida y Zoraida. Habían nacido en el pueblo de Pintarrafes en el reino de Valencia. La familia era mahometana de nacimiento, vida y profesión y vivían en Carlet de donde su padre era el señor de Carlet, su madre posiblemente fuera una esclava cristiana. 
 Un día fue enviado por sus padres a la corte del rey moro de Valencia. Servía con dedicación a su señor, y éste le envió como embajador de Valencia a Barcelona para tratar el rescate de prisioneros moros, otros autores afirman que acompañó a su señor en 1156 a Cataluña por asuntos diplomáticos y que durante el camino se extraviaron al cruzar el Ebro; en el viaje, Mohamed se durmió por el camino. Unos cánticos celestiales le despertaron; eran los monjes de Poblet. Entró en el cister con el nombre de Bernardo. Su virtud hizo que le nombraran cillerero o administrador del monasterio, su generosidad con los pobres era mucha de manera que algunos monjes se quejaron al abad, pero éste encontró las despensas totalmente llenas. 
Pasado algún tiempo, en el 1181, volvió a su casa, y se encontró con sus tres hermanos. Sus dos hermanas se hicieron cristianas y las bautizó con los nombres de María y Gracia, (que fueron vinculadas a la Orden del Cister). Quisieron convertir a su hermano Almanzor, pero éste enfurecido les arrojó de su casa. Llegaron a Alcira y se escondieron dos días en el bosque. Al cabo de los cuales, fueron sorprendidos por los soldados del hermano y allí, por el propio Almanzor, fueron martirizados "in odium fidei". Son patronos de Alcira.