2 de agosto de 2015

San PEDRO DE OSMA. M. 1109.


Martirologio Romano: En Palencia, en la región hispánica de Castilla, muerte de san Pedro, obispo de Osma. Fue primeramente monje, después archidiácono de la Iglesia de Toledo y, finalmente, elevado a la sede de Osma, recientemente liberada del dominio mahometano, la cual organizó con pastoral celo.

Nació en Bourges, Francia. Pedro de Bourges se hizo monje benedictino en la abadía de Saint-Orens de Auch, de observancia cluniacense. Fue uno de los muchísimos monjes cluniacenses que se establecieron en Castilla entre el 1050 y el 1130, instalados por el arzobispo de Toledo, Bernardo de Salvivat, para difundir y consolidar la reforma gregoriana que, patrocinada por los Papas, tenía su centro de irradación la abadía de Cluny. La campaña parece asociada a la política del rey Alfonso VI de incorporar las tierras reconquistadas a las corrientes culturales de Occidente. 
El obispo de Toledo nombró a Pedro, archidiácono de Toledo, y en el 1101, le nombró obispo de Burgo de Osma. Pedro destacó por su vida de santidad, laboriosidad y testimonio, dedicándose especialmente a los pobres, los enfermos, encarcelados. Estableció la sede episcopal en El Burgo y comenzó a construir la catedral de Santa María de Osma. Se dice que en 1109 fue nombrado arzobispo de Toledo, pero no hay datos seguros. Contrajo la peste en el monasterio de Sahagún, cuando asistía a las honras fúnebres del rey Alfonso VI. Se retiró a la casa del obispo de  Palencia donde falleció. Sus restos reposan en la catedral de Burgo de Osma. Patrón de Osma.