22 de agosto de 2015

San FELIPE BENIZI. (1233-1285).


Martirologio Romano: En Todi, de la Umbría, san Felipe Benizi, presbítero de Florencia, varón de gran humildad y propagador de la Orden de los Siervos de María, que consideraba a Cristo crucificado su único libro.

Nació en Florencia el mismo día que se fundaba la Orden de los Servitas: el 15 de Agosto del 1233. A los 20 años se licenció en Medicina por la universidad de Padua. Durante un tiempo ejerció la medicina en Florencia, y un día orando ante la imagen de la Anunciación oyó la lectura de los Hechos de los Apóstoles que decía "Felipe acércate", el pensó qué era a él a quien se dirigía e ingresó en la Orden de los Servitas, en Florencia (1253), como simple hermano lego por san fray Bonfilio Munaldi, prior mayor; desempeñó los menesteres más humildes. Con la intención de ser hermano coadjutor; sus superiores, en el 1259, le obligaron hacerse presbítero. 
Pronto desplegó su predicación por Italia, Francia y Alemania, ejerciendo siempre un gran espíritu de humildad; ostentó el cargo de superior de varios conventos. Intervino en el concilio de Lyon en 1274, y se negó a ser arzobispo de Florencia. Fue nombrado provincial de su Orden, y después general en 1267 tras la dimisión de san fray Manetto dell’Antella. Siempre se comportó con exquisito espíritu de servicio hacia todos hasta llegar a compartir alimentos y vestidos con los más pobres, unido a una profunda devoción a María. Tuvo dones taumatúrgicos. 
A la muerte del papa Clemente IV, le quisieron elegir Pontífice, pero se negó rotundamente; huyó y se escondió en una caverna hasta no que fue elegida otra persona. Antes de morir en el convento de San Marcos de Todi dijo: "Dadme mi libro" y le presentaron el “Oficio Divino”, y lo rechazo; le presentaron la regla, y la alejó, y dijo: "El crucifijo, éste es mi libro; en él he aprendido todo". Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales.