24 de agosto de 2015

San AUDOENO DE ROUEN. (c.610 - c.676).


Martirologio Romano: En Clichy, en la región de París, muerte de san Audeno, obispo de Rouen, que desde el cargo de refrendario del rey Dagoberto fue elevado al episcopado y gobernó felizmente su iglesia a lo largo de cuarenta y tres años, fundando muchísimos templos y protegiendo los monasterios.

Nació en la región de Sancy, junto a Crécy-en-Brie, en el seno de una rica familia aristócrata de la corte de Neustria su verdadero nombre era Dado y adoptó el nombre de Audoeno después de que fuera designado obispo. En el 610, se trasladó con su famiia a Ussy-sur-Marne, donde más tarde frecuentó a un grupo de monjes dirigidos por san Columbano, que dajaron una impronta en su formación cultural. En la corte del rey Dagoberto I, que le nombró refrendario, estableció amistad con santos Eloy, Farón de Meaux, Desiderio, obispo de Cahors, Wandregisilio y Pablo de Verdún. Fundó, siendo un cortesano, la abadía de Rebais en el 636, en la diócesis de Meaux, a la que dio el nombre místico de “Jerusalén”, y también promovió y sostuvo otras fundaciones en los años sucesivos: la abadia de Flay en el Bray, de Fontenelle y de Jumièges. Entre el 640 y el 641 fue enviado en misión por la corte a España. Según la leyenda habría evangelizado España donde con sus plegarias consiguió lluvias en abundancia para terminar con la larga sequía.
Fue ordenado obispo de Rouen en el 641 por san Columbano, durante el reinado de Clodoveo II, sucediendo a san Romano. Favoreció las fundaciones monásticas, participó en la traslación de las reliquias de san Márculo. Fundó la capilla Croix-Saint-Ouen. En el 644 participó en el sínodo de Châlon-sur-Saône. Parce que peregrinó a Roma y hacia el 676 viajó a Colonia para recomponer el conflicto entre Austrasia y Neustria, a su regreso murió en Clichy la Garenne, cerca de París, que luego tomó el nombre de Saint Ouen. Ordenó a san Ansberto presbítero, que luego le sucedería en el episcopado.