5 de agosto de 2015

DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR.


Martirologio Romano: Dedicación de la basílica de Santa María la Mayor, construida en Roma sobre la colina del Esquilino, que el papa Sixto III ofreció al pueblo de Dios en memoria del Concilio de Éfeso, en el cual María Virgen fue proclamada Madre de Dios


Esta festividad fue celebrada por el papa Sixto III, que se la ofreció al pueblo de Dios el 5 de agosto, era de carácter local hasta el siglo XIV, cuando se difundió la leyenda de la fundación de la basílica en el Esquilino en Roma, cuya planimetría sería trazada milagrosamente por la nieve en pleno estío romano. De ahí el nombre popular de Santa María de las Nieves. Fue llamada también "Beata María ad praesepe", cuando se difundió la voz que la basílica albergaba el pesebre de Belén. 
Es la primera basílica dedicada a María, y es una de las cuatro basílicas mayores patriarcales, en cuanto ella representa al patriarcado de Antioquía y es la mayor iglesia mariana de Roma. Su construcción la inició el papa Liberio (366) en memoria de María "Theotokos". Dice un texto del Concilio de Éfeso: "Quiera Dios que todos nosotros reverenciemos y adoremos la unidad, que rindamos un culto impregnado de santo temor a la Trinidad indivisa, al celebrar, con nuestras alabanzas, a María siempre Virgen, el templo santo de Dios, y a su Hijo y esposo inmaculado". MEMORIA FACULTATIVA.