12 de agosto de 2015

Beatos FLORIANO STEPNIAK y JOSÉ STRASZEWSKI. M. 1942.


Martirologio Romano: En Dachau cerca de Munich en Alemania, beatos Floriano Stepniak, de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, y José Straszewski, sacerdotes y mártires, que, en el tiempo de la invasión de Polonia durante la guerra, murieron en el campo de concentración en una cámara de gas

José (Floriano) nació en Zdzary, en el seno de una familia campesina. Aunque no poseía gran capacidad intelectual, supo siempre suplir esa carencia con la diligencia y la laboriosidad. El 14 de agosto de 1931 ingresó en el noviciado capuchino de Nowe Miasto, recibiendo el nombre religioso de Floriano. Continuó los estudios teológicos en Lublin y recibió la ordenación sacerdotal el 24 de junio de 1938. A continuación siguió con estudios de Sagrada Escritura en la Universidad Católica del mismo Lublin y allí se encontraba al estallar la Guerra el 1 septiembre 1939. 
No pudo trabajar mucho tiempo en Lublin. El 25 de enero de 1940, junto con todos los sacerdotes y clérigos del convento, fue arrestado por la Gestapo y encarcelado en el Castillo de la ciudad. El padre Enrique no perdió entonces el optimismo y la alegría que le eran innatos. El 18 de junio de 1940, al igual que los demás compañeros religiosos, fue trasladado al campo de concentración de Sachsenhausen, junto a Berlín. Tampoco allí perdió su buen humor, por más que la vida del campamento fuera espantosa. El 14 de diciembre de 1940 fue transferido al campo de concentración de Dachau, donde le asignaron el número de matrícula 22.7388.
El frío le afectó terriblemente hasta minar su organismo. Era hombre de constitución fuerte y robusta, por lo que necesitaba mucho alimento. A la debilidad del hambre se le unió la enfermedad. En el verano de 1942 enfermó y tuvo que ser hospitalizado en la enfermería del campo. En aquel periodo todos los inútiles para el trabajo y los enfermos eran instalados a un barracón donde las condiciones eran menos malas. Allá fue trasladado el padre Floriano. Después de algunas semanas, aunque las raciones de comida eran de hambre, mejoró y fue dado de alta. Pero no fue devuelto a su bloque. Como convaleciente lo pusieron en el bloque para los inválidos en el campo de concentración de Linz, Austria. 
Cuando llegó la vez a la letra "S" (el apellido era Stepniak), el padre Florián fue llevado a la muerte. El gas lo asfixió. Su cuerpo, con toda probabilidad, fue quemado en los hornos. Las autoridades del campo, hipócritamente, comunicaron a sus padres que su hijo José había muerto de una angina de pecho.

José nació en Wloclawek. Ingresó en el seminario de su ciudad natal y fue ordenado sacerdote en 1911. Destinado sucesivamente a Rozprza, Borowno y Krzepice, pasó luego a la catedral de Wloclawek y fue prefecto de la escuela de Comercio. El obispo le encomendó que pusiera en marcha una nueva parroquia en los suburbios de la ciudad. Su gestión fue eficaz. Creó una comunidad parroquial viva y fervorosa, al mismo tiempo que contruía el templo. Fue nombrado canónigo de la colegiata de Kalisz.
Llegada la ocupación alemana, fue arrestado en 1939 y después de estar durante un tiempo en su ciudad natal, capital de la diócesis, pasó al campo de concentración de Lad y en 1941 al de Dachau. Luego de meses de hambre, trabajo y miseria estaba exhausto, fue declarado inválido y asesinado en las cámaras de gas de Lad.