7 de agosto de 2015

Beato JORDÁN FORZATÉ. (c.1158 - 1248).


Martirologio Romano: En Venecia, beato Jordán Forzaté, abad, fundador de monasterios en Padua. No habiendo podido evitar la ruina de su patria a pesar de todos sus esfuerzos, padeció el destierro, que vivió piadosísimamente. Insigne por su modestia, probidad de costumbres y ciencia, se durmió devotamente en el Señor.

Nació en Padua en el seno de una familia burguesa de abogados. Ingresó como benedictino en la abadía de San Benito en Padua (parece que fundada por su familia: los Transelgardi-Forzaté). En 1213 fue elegido prior de este monasterio. Fue fundador de monasterios entre ellos el de San Bernardino Novello en Padua y el de Santa Justina y convirtió el monasterio de San Benito en el centro de una reforma espiritual y social benedictina, donde había comunidades diferentes: hospitales, casas parroquiales, pequeñas comunidades eremíticas de ambos sexos. Esta reforma tuvo en 1224, la aprobación del obispo y después del Papa como una congregación benedictina llamada los “albe”. Inocencio III, le ofreció en 1211 el episcopado de Ferrara, al que renunció.
Intentó pacificar, como delegado apostólico de los papas Inocencio III, Honorio III y Gregorio IX, las luchas entre güelfos y gibelinos en su ciudad natal. El emperador quiso apoderarse de Padua, y ésta acudió al abad Jordán, que dispuso la defensa militar de la ciudad; pero Padua cayó en manos de Ezzelino III que apresó al abad y lo encarceló en la fortaleza de Pedemonte. Dos años después fue liberado, y Jordán se retiró del mundo y de la política, para vivir entregado totalmente a Dios y a sus hermanos. Murió en Venecia en el monasterio de la Celestia, donde se había refugiado. El papa Clemente XIV confirmo el culto el 6 de septiembre de 1769.