17 de julio de 2015

San LEÓN IV. Papa (847-855). M. 855.


Martirologio Romano: En Roma, en la basílica de San Pedro, san León IV, papa, protector de la ciudad y defensor del primado de Pedro.

Este benedictino romano de San Martín, que llevaba una vida austera dedicado a la oración y la contemplación, fue llamado por el papa Gregorio IV para que se integrase en el clero romano al servicio de la curia; Sergio II lo ordenó presbítero y le nombró cardenal con el título de Santi Quattro Coronati. Estimado por su santidad e ingenio fue elegido Pontífice por unanimidad. Fue consagrado sin esperar el consentimiento imperial, ya que Roma había sido saqueada hacía poco por los sarracenos.
Su pontificado constituyó un momento de reafirmación de la autoridad del Papado. Rodeó con una muralla la ciudad vaticana "Ciudad leonina"; con sus oraciones y sus exhortaciones los soldados consiguieron derrotar a los sarracenos que venían de Calabria a Ostia. Creó un asentamiento de una colonia de exiliados de Córcega en Porto y reconstruyó en lugar mas seguro de la destruída Centumcellae; la nueva sede fue llamada en su honor Leópolis (actual Civitavecchia). 
Mantuvo estrechas relaciones con el emperador Lotario, y consagró emperador a su hijo Ludovico en el 850, siguiendo la tradición de san León III. Intentó, y en algunos casos lo consiguió, separar a la Iglesia de la tutela carolingia, y por ello actuó en muchos casos motu propio. Mantuvo estrechas relaciones con Constantinopla, pero dejó claro que el primado era el Obispo de Roma. Los beneficios que hizo a las iglesias llenan 28 páginas del "Liber Pontificalis". Durante su pontificado el rey inglés, san Alfredo, visitó Roma (853) y León hizo de padrino de su Confirmación. Está enterrado en la basílica de San Pedro del Vaticano y su culto fue suprimido en la revisión de 1969.