19 de julio de 2015

San JUAN PLESSINGTON. (1635-1679).


Martirologio Romano: En Chester, en Inglaterra, san Juan Plessington, presbítero y mártir, que habiendo sido ordenado sacerdote en Segovia, al volver a Inglaterra fue condenado por ello a la horca, siendo rey Jacobo II.

Nació en Dimples (Inglaterra). Su lugar de nacimiento es ahora un distrito rural de Blackburn en la carretera de Bamber Bridge. Todavía niño, fue enviado a Scariscbrick a una escuela privada de los jesuitas dirigida a la educación de los jóvenes católicos. Luego marchó a Flandes al colegio de Saint Omer. Decidida su vocación sacerdotal estudió en el colegio inglés de Valladolid donde fue ordenado sacerdote en 1662. 
En 1663 volvió a Inglaterra. Su primer campo de trabajo fue Holywell, donde se hizo querer por todos sus fieles y luego, trabajó en la misión de Cheshire. 
Cuando en 1678 tuvo lugar el suceso de Titus Oates que acusó a los católicos de urdir una conspiración contra Carlos II para poner en el trono al futuro rey Jacobo II, se tomaron fuertes medidas para arrestar a los sacerdotes católicos acusados de intervenir en el complot. Fue entonces cuando arrestaron a Juan aplicándosele como acusación el llamado "Estatuto 27" de Isabel I. Preso en el castillo de Chester fue condenado a muerte. No había otra acusación contra él que el que era sacerdote.
Su ejecución tuvo lugar en Gallows Hill, ahora Barrel Well Hill en Chester. Antes de morir se le permitió hablar y dijo que no había cometido ningún crimen o haber sido traidor. Recordó que no era un dogma de fe que el Papa tuviera poder para deponer a los reyes que él ponía. Reconoció ser un pecador y se acogió a la misericordia de Cristo Redentor, declaró que profesaba toda la fe católica y por eso moría. Deseó todo el bien para el Rey y su familia, así como al pueblo. Y terminó diciendo: “Oh Jesús, sé Jesús para mi”. Sus restos fueron enterrados en el cementerio de Burtin-Wirral, a donde los católicos acudieron en peregrinación.