3 de julio de 2015

San GERMÁN DE MAN. (c. 410 - 474).

(Jarmán. gael: Carmane. ing.: Germanus of Man, Germanus of Peel).
Hermano. Semilla superior. Hombre que se defiende.

Nació en Armórica, quizás en la Bretaña occidental donde estaba, probablemente, su clan. Era hijo de Restitutus de los Hy Baird y de Liamain, hermana de san Patricio. También aquí nacieron sus hermanos o primos hermanos: santos Auxilio, Isernino, Sechnall y  Benigno de Armagh, que según el "Chronicum Scotorum" y los "Anales de Inisfallen" llegaron a Irlanda para ayudar a san Patricio en el 438. No sabemos si Germán estuvo en esta ocasión con su tío, del que era discípulo, pero es cierto que al poco tiempo estuvo con él, porque su trabajo en Irlanda está constatado.
Según la "Vita de san Brieuc", Germán se embarcó en el puerto irlandés de Lough Garman (en galés Llwch Garmon), llegando a Ceretica o Ceredigion, ocupada por los irlandeses, y allí conoció a Cuerp, noble local. Éste le confió a su hijo, san Brieuc, para que lo educase y Germán lo llevó a París donde, en su escuela, se formaron también: san Iltuto, probablemente hijo de una hermana de Germán, y san Patricio, hijo de Sennan el diácono, y sobrino por tanto del apóstol de Irlanda. 
De París, donde había ido para estrechar lazos con la Iglesia galoromana, después de algún tiempo, Germán volvió a Britania, probablemente en el mismo año en el que fue san Patricio para buscar misioneros para Irlanda (462). En el conjunto de leyendas que se narran en la "Historia Brittonum" de Nennio, se puede entresacar algunas noticias interesantes e históricamente probables sobre esta estancia de Germán en Gales (c.462 al c. 466). El rey Benlli Gawr, rey de Ial, rehusó dejar entrar en su ciudad a Germán (que fue hospedado, fuera de la ciudad, por un siervo del rey llamado Cadell Ddyrnllug) y además mandó asesinar a uno de sus súbditos que nuestro santo había bautizado, pero una noche cayó fuego del cielo e incendió la ciudad, el rey Benlli murió en el incendio. Germán bautizó a la población del reino, bendijo a Cadell y lo colocó en el trono. El fondo de la verdad, probablemente en el apoyo dado a Germán fue una insurrección victoriosa guiada por Cadell contra Benlli. 
Mas complejo y situado en un contexto histórico más interesante es el episodio concerniente con el príncipe Gwrtheyrn Gwrtheneu. A este príncipe la tradición galesa le atribuye la culpa de la llegada a Britania de los sajones, en particular de los jutos, habitantes del Quersoneso Cimbrico, esto es de Jutlandia. No sólo fue Gwrtheyrn, sino un consejo de jefes en llamar a los jutos en ayuda contra los píctos; cuando los sajones, en 457, en la batalla de Crayford, expulsaron de Kent a los britanos y en el 465, en la batalla de Ebbesfleet, derrotaron clamorosamente a doce príncipes locales, se buscó una cabeza expiatoria en Gwrtheyrn, porque se había casado con la hija de Engisto, jefe de los sajones. Analizando la leyenda, en la cual figura otra destrucción de la ciudad por llamas caídas del cielo, se puede aislar algunos elementos: organizada una conjura contra Gwrtheyrn, Germán fue llamado para bendecirla; se reunió un consejo de jefes de tribu para juzgar al príncipe que se había declarado culpable de incesto. Violentamente fue acusado por Germán, Gwrtheyrn huyó a Eryri en Gwynned donde construyó un castillo. De aquí fue expulsado por Ambrosius Aurelianus (o Emrys Wledig), jefe de la revuelta, y huyó a otro castillo, Caer Gwrtheyrn. Hubo una asamblea de sajones y britanos en la que fueron todos asesinados y Germán partió para Irlanda y san Patricio lo nombró primer obispo de Man, confiándole la misión de erradicar en aquella isla las prácticas druidas y supersticiosas. 
La ordenación tuvo lugar entre el 464 y el 466, y hay que descartar otras hipótesis en las que se dice que Germán fue consagrado en Roma por san Celestino I, después de formar parte de los Canónigos Lateranenses. Germán fundó la iglesia de Kirk-Jarman, junto a Peel Castle, en el promontorio de San Patricio, en la costa occidental de la isla; así se formó el primer núcleo de la sede de Sodor y Man. Murió pocos años después de su consagración. Varias localidades irlandesas recuerdan su nombre.