31 de julio de 2015

San GERMÁN DE AUXERRE. (c.380 - 448).


Martirologio Romano: En Ravena, en la vía Flaminia, tránsito de san Germán, obispo de Auxerre, defensor de la fe de los británicos contra la herejía pelagiana, que habiendo acudido a Ravena para obtener la paz de la región de la Armórica, fue recibido triunfalmente por los emperadores Valentiniano y Gala Placidia, y, estando allí, subió al reino celestial.

Nació en Auxerre, en el seno de una familia aristocrática; estudió Derecho civil en Roma. Gobernador de las provincias de Armórica y, más tarde de Auxerre, estaba casado, se convirtió al cristianismo, y a partir de entonces vivió con su esposa como si fuera su hermana. Buscó la pobreza distribuyendo sus bienes entre los pobres. Fundó un monasterio a las orillas del Yonne, donde se retiró. 
Su obispo san Amador, tuvo una visión en la que veía que iba a morir y le sucedía Germán. Noticioso de este hecho, en un principio se negó por no considerarse digno, pero al final abrazó el estado religioso y fue consagrado obispo de Auxerre en 418, y renunció al matrimonio y sus bienes. Tuvo relaciones con la iglesia de Britania (429 y 447); en uno de estos viajes, en misión  con san Lupo de Troyes, consiguieron la desaparición del pelagianismo, y al pasar por Nanterre, cerca de París, consagró a Dios a la pequeña santa Genoveva. San Patricio se formó junto a él, y lo acompañó en la evangelización de Inglaterra. Su figura se caracterizó por un riguroso ascetismo, quizá no ausente de la influencia del cenobio de Lerins, ya que tuvo amistad con san Hilario de Arles y san Lupo de Troyes. Fundó un monasterio en Auxerre.
En una segunda misión a Britania, junto a san Severo, futuro obispo de Tréveris, terminó con la herejía pelagiana en la isla. Ayudó a los britanos, parece que junto con san Hilario (444) en la obtención de su victoria sobre los sajones, llamada la "victoria del Aleluya", aunque esto pertenece a la leyenda. Hizo un viaje a Rávena donde conoció a santa Camila de Auxerre, quien le siguió, junto con sus cuatro hermanas, hasta Auxerre. Ejerció misiones diplomáticas en varios lugares de la Galia que finalizaron con éxito. Gozó de dones taumatúrgicos. Murió en Auxerre durante una misión que estaba llevando a cabo en favor de su pueblo. Le sucedió san Censurio. La emperatriz Gala Placidia hizo embalsamar su cuerpo que fue devuelto a la población de Auxerre por santa Magnancia.