2 de julio de 2015

Beatos JUAN y PEDRO BECCHETTI. M. 1420.

(it.: Giovanni Becchetti da Fabriano). Dios es misericordioso. El que está en gracia de Dios. Admirable
(it.: Pietro Becchetti da Fabriano). Piedra firme. Roca

Martirologio RomanoEn Fabriano, del Piceno, conmemoración de los beatos Juan y Pedro Becchetti, presbíteros de la Orden de Ermitaños de San Agustín, unidos más por la conducta de vida que por los vínculos de la sangre.


Descendían de la familia de santo Tomás Becket (Becchetti) que se establecieron en Fabriano. 
Juan se consagró al Señor en el convento de San Agustín de Fabriano, Ancona. Su vida de oración, estudio de la Sagrada Escritura y de la Teología y de predicación, fue para la Orden, organizada desde hacía pocos años (1226) como Orden mendicante, ejemplo y estilo de vida. 
Con el título de Bachiller, enseñó, en el 1385, en el Estudio General de Rímini. El Padre General, Bartolomé de Venecia escribía que venía “precedido por la fama de ciencia y de vida”. En este mismo año fue destinado al estudio de Oxford, donde obtuvo el grado de Maestro en Teología. En el 1391 se encontraba en Italia y al año siguiente fue Regente del Estudio agustiniano de Perugia. El Padre General le escribió una carta el 4 de mayo de 1420. Murió en Fabriano y sus restos, junto al de su primo Pedro Becchetti de Fabriano. 

Pedro se consagró al Señor en el convento de San Agustín de Fabriano, Ancona. Su vida de oración,  estudio de la Sagrada Escritura y de la Teología y de predicación, fue para la Orden, organizada desde hacía pocos años (1226) como Orden mendicante, ejemplo y estilo de vida.
En el 1385 estudió en Padua para obtener el grado de Lector y en el 1388 enseñó en el Studio agustiniano de Rímini: Maestro en Sacra Teología fue nombrado profesor en Venecia. Desde esta ciudad marchó en peregrinación a Jerusalén por su singular devoción a la pasión del Señor. Regresó a Fabriano donde construyó, junto a la iglesia de los agustinos, una capilla similar a la del Santo Sepulcro de Jerusalén. El 20 de febrero de 1421, el Padre General, Bartolomé de Venecia, le escribió una carta. 
Murió en Fabriano y sus restos, junto a los de su primo Juan Becchetti de Fabriano, están expuestas a la pública veneración en la iglesia de San Agustín. La Orden de San Agustín celebra su festividad el 2 de Junio, el Martirologio Romano el 2 de Julio.  El papa Gregorio XVI confirmó su culto en 1835.