5 de junio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:




San Luperco. M. 300. 
(Lupercio, Lupérculo). 
De lobo.
Mártir francés o español, muerto durante la persecución de Decio o Diocleciano. IVº Obispo de Eauze-Auch, sede en la que estuvo 16 años. Otras tradiciones dicen que fue el primer obispo de la ciudad. La fiesta de san Luperco, antiguamente se celebraba el 28 de junio, pero actualmente se celebra el 5 de junio en el martirologio diocesano de Albi. Patrono de la ciudad de Eauze (Aquitania). 

San Gregorio de Lilibeo. M. c. 303. 
Vigilante, guardián, que vela
En la Vita de san Gregorio de Agrigento escrita por Leoncio abad de San Saba en Roma, se lee que este obispo “fue encarcelado en este lugar en el que había estado prisionero un san Gregorio obispo de Lilibeo, que sufrió el martirio condenado a que se le cortara la cabeza por el tirano Tircano” (Lanzoni, pg. 643).
Este mártir, obispo de Lilibeo, antigua diócesis de Sicilia, hoy Marsala, no es conocido por otras fuentes, ni podemos indicar el tiempo en el que vivió, aunque el tirano Tircano vivió en la época de la persecución de Diocleciano. 

mártires cristianos
Santos Marciano, Nicandro, Apolonio y compañeros. M. 304.  
Martirologio RomanoEn Egipto, santos Marciano, Nicandro, Apolonio y compañeros, mártires, de quienes se cuenta que, por haber confesado la fe cristiana, después de diversos tormentos fueron emparedados, y quedaron expuestos al sol ardiente hasta morir extenuados de calor, sed y hambre.
Según el antiguo Martirologio Romano es un grupo de 13 mártires egipcios muertos durante la persecución de Diocleciano; pero sus Actas son muy poco fiables. Se dice que fueron emparedados y expuestos al sol ardiente, murieron de sed y hambre. Probablemente Marciano y Nicandro (no Nicanor) fueran los mismos del 17 de Junio.

San Doroteo de Tiro. M. 362. 
Don de Dios.
Martirologio RomanoEn Tiro, en Fenicia, san Doroteo, obispo, que ya como simple presbítero padeció mucho bajo el emperador Diocleciano, y en tiempo del emperador Juliano, con más de ciento siete años de edad, honró su ancianidad con el martirio, que consumó en Tracia.
Presbítero de Tiro. Fue desterrado en tiempos de Diocleciano y luego volvió a la ciudad, y elegido obispo de Tiro y como tal participó en el Concilio de Nicea. Pero en cuanto Juliano el Apóstata ocupó el trono, se reanudó la persecución y entonces Doroteo huyó de nuevo para refugiarse en Odyssópolis, en la Tracia, donde ahora se encuentra el puerto búlgaro de Varna. Sin embargo, hasta ahí le acosaron sus perseguidores, que le descubrieron, le aprehendieron y le apalearon tan brutalmente, que murió a consecuencia de los golpes. Se dice que, por entonces, tenía 107 años. Todos estos datos son hipotéticos. 
No hay que confundir a este santo con otro del mismo nombre, que también murió martirizado durante el reinado de Diocleciano y cuya fiesta se celebra el 12 de marzo en el Martirologio Romano.

San Ilidio de Clermont. M. c. 385. 
(Alirio, Aliro de Clermont, Illido, Ilidio de Auvernia. fr.: Allyre de Clermont, Alyre, Illidius).
Triste. Propio de la tropa. 
Martirologio Romano: En Auvernia, en Aquitania, san Ilidio, obispo, que llamado por el emperador a Tréveris para que liberase a su hija de un espíritu inmundo, al regreso del viaje falleció en el Señor.
Nació en Auvernia. Cuarto obispo de Clermont (Auvernia). Según la leyenda habría muerto de regreso de un viaje a Tréveris, a donde lo envió hacia el 385 el emperador Maximiano, para que curase a su hija, que estaba poseída por un demonio. El emperador le regaló columnas de mármol para adornar un santuario; el santo forzó al diablo a llevar estas columnas desde Tréveris a Auvernia. Esta leyenda está forjada con el fin de explicar la cantidad de columnas que había en el monasterio de Clermont que está bajo su advocación. San Gregorio de Tours tenía una gran veneración por él. Ha sido confundido con una santa del mismo nombre llamada Elidia, Helidia, Ilidia o Alira, martirizada en Auvernia en el siglo XI. 

Santos Justo y Clemente de Volterra. s. VI. 
(it.: Giusto di Volterra). Hombre íntegro. 
Clemente: Mente gloriosa. Misericordioso, dulce, benigno. 
Según las antiguas fuentes, Justo y Clemente, junto a Octaviano de Volterra, formaban parte de un grupo de cristianos, entre ellos algunos eclesiásticos, que guiados por el obispo Régulo de Lucca, abandonaron África perseguidos por los vándalos. Llegaron a Italia donde se separaron.
Justo, Clemente y Octaviano, se dirigieron a Volterra que estaba dominada por los arrianos y sufría de los ataques de los bárbaros. Aquí se pusieron a combatir la herejía y coordinaron la defensa de la ciudad. Más tarde Justo fue elegido Obispo de Volterra porque habría liberado a esta ciudad sitiada por los vándalos, lanzando pan a los sitiadores famélicos, que se mataban entre ellos. Marchó a Roma para obtener la confirmación de su nombramiento. 
Decidió más tarde, con sus dos compañeros, llevar vida eremítica sin dejar de ser el obispo de aquellas tierras. Octaviano se retiró a un bosque. Justo y Clemente (era presbístero) se marcharon a otro bosque junto a Campo Marzio. En este lugar surgiría un manantial. 
Los dos murieron el 5 de Junio, el día de Pentecostés. Fueron sepultados en el lugar de su ermita donde se erigió dos capillas, que pronto fueron meta de peregrinos. Patrón de Volterra. 

San Eutiquio de Como. (482 - 539).
reliquia de san Eutiquio

(it.: Eutichio di Como). 
De buena suerte. Feliz. 
Martirologio Romano: En Como, san Eutiquio, obispo, insigne por su vida de oración, su amor a Dios y a la soledad.
VIIIº Obispo de Como, Lombardía. Hombre de oración e ilustre por sus dotes pastorales, fue elegido obispo de Como en el 525, pero no quiso renunciar a la vida contemplativa. Insigne por su solicitud hacia la oración y amor de Dios. Vivió en un eremo fuera de la ciudad, honrado y amado, atento a los fieles de su diócesis. Murió con 57 años. Fue sepultado en la iglesia de San Abundio, pero fueron tantos los milagros que se produjeron por su intercesión que hubo disputas por la posesión de sus reliquias y hubo varios traslados. Hoy se conservan en una capilla de la iglesia de San Jorge de Como. Tiene culto local.

San Doroteo de Gaza. M. c. 640. 
Don de Dios.
Nació en Palestina. Se hizo proverbial la aversión que sintió por las letras y por cualquier género de estudio durante su niñez y juventud. Pero habiendo ingresado en calidad de hermano lego en el monasterio del abad Seridio, situado en el torrente entre Gaza y Ascarón, se puso bajo la dirección del monje Juan, llamado “el profeta” y de san Barsanufio. Fue tan grande el amor que le hicieron sentir estos maestros por el estudio, que acabó siendo éste su mayor pasión. 
Pero no prosperó sólo en sabiduría, sino también en virtud. Siendo su misión en el monasterio cuidar a los monjes ancianos y enfermos, tuvo la mejor ocasión de practicar con ellos una exquisita caridad cristiana. Muertos sus maestros, él mismo tomó el relevo: formó a san Dositeo, que brilló por su santidad. Fundó el monasterio situado entre Gaza y Majuma, del que fue abad. Escribió un tratado ascético dedicado a la vida monástica, que se conserva en versión griega y latina; sus escritos fueron muy admirados por el abad de Rancé. 

Beato Sancho de Córdoba. M. 851. 
(Sanctius, Sancio).
Santo. 
Martirologio Romano: En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, beato Sancho, mártir, el cual, oriundo de Albi, lugar de la Galia, aún adolescente fue hecho cautivo y educado en el palacio real sarraceno, pero en la persecución suscitada por los musulmanes no dudó en asumir el martirio por su fe en Cristo.
Era muy joven y era natural de Albí; antiguo "prisionero liberto y alistado en el ejército del Emir, y comensal en el palacio de éste". 
En un momento de su vida estuvo escuchando lecturas de san Eulogio. Al presenciar la muerte de Isaac se sintió confortado al ver la fuerza que puso hasta que murió; esto hizo que se sintiera conmovido por su actuación con lo que se presentó ante el cadí y manifestó su fe, haciendo que éste le quitara de sus privilegios reales y fuera condenado a muerte como el propio Isaac, degollado y quemado en las cercanías del Guadalquivir. Tiene culto local.

San Igor II. M. 1147. (Iglesia ortodoxa rusa).
Defensor, espada. 
El príncipe Igor de Cheróigov subió al trono en el año 1146. Los ciudadanos de Kiev al no querer a los de la familia Olgovich, lo traicionaron y lo entregaron a Isiaslav, príncipe de Pereiaslavl, el cual fue proclamado como el gran príncipe.
Igor renunció al la vida mundana y en el monasterio Teodoro de Kiev tomó los hábitos de monje con el nombre de Ignacio. El 19 de septiembre del año 1147, la muchedumbre amotinada, lo sacó del templo, mientras él rezaba ante la imagen de María, brutalmente lo mataron y arrastraron su cuerpo por todas las calles de Kiev. Sus reliquias están en el templo de la Transfiguración del Señor de Chernigov. 

San Pedro Spanò de Ciano. s. XII. 
(it.: Pietro Spina di Ciano).
Piedra firme. Roca.
Martirologio Romano: En Ciano, cerca de Mileto, en Calabria, san Pedro Spanò, eremita, célebre por su pobreza y espíritu de compunción.
Su lugar de nacimiento es incierto; se indican Arena, Ciano (diócesis de Mileto), e incluso Torre Spatola (diócesis de Squillace). Fue un asceta basiliano que vivió entre la mitad del siglo XI y la del siglo XII; se distinguió en la práctica de las virtudes propias del monaquismo calabro-griego: vida solitaria, pobreza absoluta, acentuado espíritu de mortificación, oración.
En retribución de la curación milagrosa de Juan Conclubet, Conde de Arena, Pedro recibió varias concesiones, con las cuales fundó el monasterio de Ciano, que luego fue intitulado con su nombre. El “Mennaion” basiliano asegura que murió el 15 de enero de 1105, pero esta fecha no es posible, sino que murió en un año no precisado del siglo XII, y recibió culto público en la iglesia abacial, con fiesta litúrgica el 5 de junio. Tiene culto local.

Beato Bartolomé Plácido de Recanati. M. 1473. 
(it.: Bartolomeo Placido di Recanati).
Hijo de Tolomai, o del labrador. Viejo. Don de Dios
Nació en Fermo. Fue religioso Apostolino en la iglesia de Santa Maria Piccola de Fermo. En 1432 nos lo encontramos en Recanati, donde se estaba constituyendo, en la iglesia de San Giovanni in Pertica, una comunidad Apostolina. Después de 1452, es nombrado Vicario o Padre espiritual de la comunidad religiosa, que en el 1496 se unirá a la Congregación de San Bernabé de Milán. 
El beato Bartolomé fue un religioso de gran santidad. Murió en Recanati y en su sepulcro se manifestaron muchos milagros, que fueron registrados notarialmente y que constituyen un regular proceso de canonización. Pío VII concedió el oficio y la misa.


San Lucas Vu Ba Loan. (1756 - 1840). 
Lugar en el bosque. Luz. 
Martirologio Romano: En Hanoi, en Tonkín, san Lucas Vu Ba Loan, presbítero y mártir, decapitado en tiempo del emperador Minh Mang por su fe en Cristo.
Era un viejo sacerdote vietnamita. Fue apresado y llevado ante los mandarines a quienes confesó su fe cristiana y su sacerdocio y se negó a pisotear la cruz en signo de apostasía y por ello fue decapitado en Hanoi, Tonkin oriental, durante la persecución del emperador Minh Manh. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por SS Juan Pablo II.

Santos Domingo Toai y Domingo Huyen. M. 1862. 
Nacido el día del Señor.  
Domingo Toai
Martirologio RomanoEn la ciudad de Tang Gia, también en Tonkín, santos Domingo Toai y Domingo Huyen, mártires, que, siendo padres de familia y pescadores, bajo el emperador Tu Duc consumaron su martirio al ser quemados vivos tras los tormentos sufridos en la cárcel, donde exhortaban a los compañeros a mantener la fe.
Domingo Toai (1810 - 1862). Nació en Dong-Thang (Vietnam). Estaba casado y tenía hijos y se ganaba la vida como pescador. No tenía buena salud. Arrestado en 1861, parece ser que pudo conseguir la libertad sobornando a alguno de los guardias, pero no quiso y prefirió el martirio. Estuvo nueve meses en la cárcel de Tang-Ya, manteniéndose firme en la fe. Animó a sus compañeros de prisión. 
Junto con Domingo Huyen murió en Tang-Ya, introducidos en cabañas de cañas secas, a las que prendieron fuego por orden del emperador Tu Duc en Tonkín.

Domingo Huyen (c.1810 - 1862). Nació en Dong-Thang. Era pescador. Era padre de familia. Arrestado con su amigo Domingo Toai, sufrió con él la dureza de la cárcel y el martirio dando continuos testimonios de fe. Murió quemado en Tang-Ya en el Vietnam. Los dos fueron canonizados, al igual que los otros mártires de la persecución en Vietnam, el 19 de junio de 1988 por san Juan Pablo II.