3 de junio de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Ovidio. M.135. 
(Audito). 
Ovejero.
Según las hagiografías del siglo XVI, Ovidio era un ciudadano romano de origen siciliano. La tradición afirma que fue enviado a Braga, Portugal, por el papa san Clemente I, de donde fue su tercer obispo sobre el año 95. Se dice que bautizó a santa Marina de Orense y sus hermanas después de que estas fueran abandonadas por su madre. Recibió el martirio por su fe cristiana. Su sepulcro se encuentra en la catedral de Braga.
En realidad es un mártir romano de dudosa existencia u otro Obispo de Braga en Portugal. No sabemos nada más de él, sólo que vivió en la alta Edad Media. 
El texto afirma que en sitios arqueológicos lusitanos desaparecidos, Ovidio se veía ataviado con vestimentas de obispo o de ermitaño, lo que atestiguan una veneración desde antiguo. Existe un sepulcro en la catedral de Braga que tradicionalmente se considera que contiene los restos del santo.
Su nombre proviene del latín "Sanctus Auditus", que en portugués se convirtió en Santo Ovidio. Sin embargo sus devotos lo llaman «São Ouvido» (‘san Oído’). A raíz de este nombre, sus devotos creen que el santo es el patrono de los sordos. Incluso se generó un ritual en su sepulcro: bajo la base de su tumba en la catedral hay dos agujeros: los sordos meten los dedos en esos huecos y luego se tocan las orejas con los dedos.
termas de Cartago

San Cecilio de Cartago. s. III. 
(Ceciliano). 
Ciego. Cieguecito. Predicador de la fe, conquistador de ella
Martirologio Romano: En Cartago, san Cecilio, presbítero, que convirtió a la fe en Cristo a san Cipriano.
Presbítero de Cartago que, según el Martirologio Romano anterior a 1970, bautizó a san Cipriano. El obispo de Cartago añadió su nombre al que tomó cuando fue bautizado (Cipriano Cecilio) y a su muerte tomó bajo su cuidado a su mujer e hijos.  

San Hilario de Carcasona. s. IV.  
(fr.: Hilaire de Carcassonne).
Sonriente, alegre.
Martirologio Romano: En Carcasonne, en la Galia Narbonense, san Hilario, considerado como primer obispo de esta ciudad, en cuyo tiempo los godos difundieron la herejía arriana.
Nació en Carcasona, cerca de Narbona. Primer obispo de Carcasona, ciudad de la que es patrón. Fue obispo en el tiempo en que los godos difundían la herejía arriana en la región.

San Lifardo de Meung. M. c. 550. 
(Liefardo, Liphardus. fr.: Liphard, Lifard). 
Valioso.
Martirologio Romano: En Meung-sur-Loire, en el territorio de Orleans, en la Galia, san Lifardo, presbítero, que en dicho lugar llevó vida solitaria.
Juez de Orleans, que a los 50 años se hizo ermitaño. Se dice que era hermano de santos Maximino de Micy y Leonardo de Tongres, aunque este último caso ya está descartado por la historiografía moderna. Partió de Orléans para quedarse durante algún tiempo en la abadía de Saint Mesmin, en Micy. El deseo de vivir en mayor soledad le indujo a retirarse, con su compañero Urbicio, a un sitio poco frecuentado, entre las ruinas de un viejo castillo, donde ambos construyeron sus chozas.
Pero no tardaron en llegar los discípulos a reunirse en torno a los ascetas y, el obispo de Orléans, que tenía en muy alta estima a Lifardo, no sólo lo autorizó a formar una comunidad religiosa, sino que le ordenó presbítero y le ayudó a edificar una iglesia. Junto con Urbicio fundó el monasterio de Meung-sur-Loire, Orleans, del que fue abad. 
Asistió a los funerales del abad de Micy, Teodomiro, y les dio como sucesor a su hermano san Maximino. Lifardo no perteneció nunca a la comunidad de Micy. En algunas localidades de la diócesis de Le Mans, se invoca a san León Fuerte, que quizás se puede identificar con Lifardo.

escenas de la vida de san Adalberto
en la iglesia de S. Abundio de Como
San Adalberto de Como. s. VII. 
(Alberto,  Ariberto, Adelberto). 
Noble y brillante
Nada verdaderamente cierto se conoce sobre la figura y actividad de Alberto. Su episcopado es situado entre el tercio y cuarto decenio del siglo VII. Su nombre aparece en las listas diocesanas, después de Rubiano. Alberto era croata y estando en Aquileya fue a Como por Rubiano con el fin de que le sucediera como obispo de Como.
La leyenda narra que, acusado ante el Papa de incontinencia, Alberto fue capaz de desmentir tales calumnias con la evidencia de su santidad de vida, su celo apostólico y sus dones taumatúrgicos. Marchó a Roma para ver al Papa y delante de él obró varios milagros, anunciándole además que a su muerte recuperaría la visión total, ya que el pontífice era tuerto. El Papa, después de curarse, marchó a Como, donde asistió al santo obispo en su muerte y participó en sus funerales. Sus restos se encuentran en la iglesia de San Abundio junto a las de Rubiano.  

San Genesio de Auvernia. M. 662. 
(Ginés de Clermont. fr.: Genet o Genès de Clermont).
Origen, nacimiento; retama. 
Martirologio Romano: En Auvernia, en Aquitania, san Genesio, obispo de Auvernia, que recibió sepultura en la iglesia del monasterio Manglieu que él mismo había fundado con el hospicio anexo.
Obispo de Clermont. A los cinco años de episcopado renunció y peregrinó a Roma, pero tuvo que volver para tomar de nuevo su puesto. Combatió las herejías de Novaciano y Joviniano. Fundó la abadía de Manlieu y la iglesia de San Sinforiano de Clermont, que luego tomó su nombre. Se le conoce como un erudito, hombre benévolo, de bondad incomparable, amado por todos. Tiene culto local.

Santa Oliva de Anagni. s. VI o VII. 
(Olivia).
Lugar famoso por sus aceitunas.
Martirologio Romano: En Anagni, en la Campania, santa Oliva, virgen.
No tenemos noticias seguras de su vida. La tradición local narra que Oliva por renunciar a un matrimonio terreno, se refugió en un monasterio de vírgenes, se piensa que en la zona de Anagni, donde fue frecuentemente fue gratificada con celestes visiones.
Santa Oliva se dedicó a una vida de contemplación y de penitencia, en un lugar áspero y solitario, en la localidad de “Peschio” di Santa Oliva, junto a la central eléctrica de Ferentino. Murió bastante joven y sus restos fueron trasladados a la catedral de Anagni. 

San Isaac de Córdoba. M. c. 852. 
Risa de Yahvé. El que se ríe.
Martirologio Romano: En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, san Isaac, mártir, que, siendo monje, en tiempo de la dominación musulmana, llevado por un impulso no humano sino divino, salió del monasterio de Tábanos para presentarse ante el juez sarraceno y hablarle acerca de la verdadera religión, razón por la cual fue decapitado.
Nació en Córdoba en el seno de una familia muy acomodada; aprendió a la perfección el árabe y fue nombrado notario de la ciudad por el emir Abderramán, pero, a los 20 años, renunció al cargo para ingresar en el cenóbio de Tábanos. Era discípulo de san Eulogio de Córdoba. Durante un debate público condenó a Mahoma y por esta causa fue torturado en la horca, donde estuvo colgado dos días, luego quemaron el cadáver y arrojaron sus cenizas al río. Tenía 27 años. 

San Adán de Guglionesi. c. s. X. 
(it.: Adamo di Guglionesi).
Primer hombre o hecho de tierra
A pesar que es el patrón de la ciudad de Guglionesi en la provincia de Campobasso en el Molise (Italia), la hagiografía no dice casi nada de él. 
La única noticia cierta que se tiene de este santo, definido como “confesor” es sobre el traslado de sus reliquias a Guglionesi el 3 de Junio de 1102. Esta noticia la dan los Bolandistas en "Acta SS. Iunii" pg. 336-38. Nos dice que desde hacía mucho tiempo su sepulcro estaba custodiada por una plata de mijo cerca del pueblo, (esto hace suponer que fue un santo monje eremita) y que un monje de nombre Benedicto tuvo una visión, en el que se le invitaba a promover el traslado de las reliquias a la ciudad de Guglionesi.
El traslado de los restos fue de noche con la participación de obispos, sacerdotes, hombres armados. No se puede excluir que fuese un moje que llegó a la zona, desde Montecassino por algún motivo, ciertamente en aquella época no era aconsejable salir del grande y seguro monasterio, si no era por necesidad, después muerto y sepultado fuera de los muros de la localidad como era costumbre. Si hubiera sido un abad lo habrían enterrado dentro de la abadía. 
Cuando no se conoce la fecha de la muerte de un santo, se suele establecer como festividad el día del traslado de sus reliquias. 

San Davino Armeno. M. 1050. 
(David, Divino). 
De la casa de Davus.
Martirologio Romano: En la ciudad de Lucca, en la Toscana, san Divino, que, armenio de nacimiento, vendió todos sus bienes para ser peregrino por Cristo, visitando los Santos Lugares y los sepulcros de los Apóstoles, hasta que, habiendo enfermado, descansó en el Señor.
Armenio, que se despojó de sus riquezas y se las entregó a los pobres, y al final de su vida, peregrinó a Jerusalén, a Roma, y después quiso ir a Compostela. Se vistió pobremente, se puso una concha sobre el pecho, cogió el bordón con la calabaza para el agua y se puso en camino.
 En el 1050, una enfermedad lo hizo quedarse en Lucca, y allí fue alojado en el pequeño hospital que estaba junto a la iglesia de San Michele in Foro. Después de un tiempo, fue acogido en casa de una piadosa viuda, llamada Atha a la que convirtió y a la que animó a ser santa. Allí murió y está enterrado en la iglesia de San Michele in Foro.

Beato Francisco Ingleby. (1550/1 - 1586). 
(ing.: Francis Ingleby).
Libre, franco. 
celda en el castillo de York
Martirologio Romano: En York, en Inglaterra, beato Francisco Ingleby, presbítero y mártir, alumno del Colegio de los Ingleses de Reims, que por haber ejercitado el sacerdocio en su patria fue condenado a muerte durante el reinado de Isabel I.
Francisco Ingleby o Ingelby nació en Ripley, en el Yorkshire, en el seno de una familia acomodada de la pequeña nobleza. Decidido por el sacerdocio, marchó al Colegio de Reims, donde realizó los estudios, ordenándose en Laon en diciembre de 1583 y marchando después a Inglaterra el 5 de abril de 1584. Inmediatamente fue apreciado por los fieles católicos de la zona de York a causa de sus magníficas cualidades y evidentes virtudes, y lamentaron su pronta prisión.
Su proceso tuvo lugar en York en 1586. Los jueces lo condenaron como traidor sin haberle podido achacar otra cosa que el haberse ordenado sacerdote en el extranjero y haber ejercitado el ministerio sacerdotal en Inglaterra. Quisieron forzarlo a prestar un juramento de decir la verdad, con el que pretendían sacarle los nombres de las personas católicas que le habían hospedado. Pero el mártir no cayó en el engaño. Cuando recibió la sentencia de muerte, dijo: «Credo videre bona Domini in terra viventium» (creo que veré los bienes del Señor en el país de los vivientes, de Sal 27,13). A su vuelta al castillo donde estaba preso, los católicos lo rodearon pidiéndole la bendición y él dijo: «Qué dulce juicio». El mismo carcelero elogiaría la alegría con que vivió los días posteriores a su condena. Fue ahorcado y descuartizado el 3 de junio de 1586, y beatificado el 22 de noviembre de 1987 por SS Juan Pablo II.

San Pedro Dong. (1802 - 1862).  
(Pablo Duong o Dong).
Piedra firme. Roca.
Martirologio Romano: En la ciudad de Au Thi, en Tonkín, san Pedro Dong, mártir, padre de familia, que prefirió sufrir crueles torturas antes que pisar la Cruz, y logró que en su frente se escribiese «verdadera religión» en lugar de «falsa religión» como se pretendía, por lo cual pereció decapitado en tiempo del emperador Tu Duc.
Nació en Vuc-Duong, Tonkin. Era de clase social alta, casado y con varios hijos y buen cristiano. La misión le encargó la administración de sus bienes. Arrestado por ser cristiano, fue encarcelado en An-Triem, capital de la provincia, donde fue torturado por negarse a profanar la cruz. Cuando le grabaron en la cara “falsa religión”, consiguió que un cristiano corrigiera la frase poniendo “Verdadera religión”. Con esto firmó su sentencia de muerte y fue decapitado mientras repetía el nombre de Jesús, durante la persecución del emperador Tu Duc. 
Parece que su nombre real era Pedro Duong como así consta en algunas hagiografías occidentales, pero en los Martirologios vietnamitas, como en las letras de su decretales de canonización aparece como Pablo Dong. Fue canonizado el 19 de junio de 1988 por el papa Juan Pablo II.

San Juan XXIII. (1881 - 1963). Papa (1958-1963). (Ver) 11 de Octubre.