22 de junio de 2015

Beato INOCENCIO V. Papa (1276). (c.1224 - 1276).

(Pedro de Tarantasia. fr.: Pierre de Tarentaise).
Que no tiene culpa. Puro

Martirologio RomanoEn Roma, en Letrán, beato Inocencio V, papa, el cual, perteneciente primero a la Orden de Predicadores, enseñó teología en París y ocupó, a su pesar, la sede episcopal de Lyon. Junto con san Buenaventura preparó el II Concilio Ecuménico de Lyon, para tratar de la unión entre latinos y griegos. 
Elevado a la cátedra de san Pedro, desempeñó su magisterio por breve tiempo, apenas sin poder manifestarse a la Iglesia Romana.


Pedro de Tarantasia nació probablemente en Champagny, en el condado de Tarantasia o Tarantaise (Saboya). Ingresó en los dominicos en 1240 en Lyon. Como dominico estuvo bajo el gobierno de la Orden del beato Jordán de Sajonia, san Raimundo de Peñafort y el beato Juan de Vercelli. 
Fue enviado a estudiar al convento de Santiago de París, donde fue discípulo de san Alberto Magno y allí fue testigo de la lucha de los maestros de París contra la Orden (1255-1256) y también de la pacificación de la situación por el maestro el beato Humberto de Romans. También fue discípulo de san Tomás de Aquino. Fue famoso como teólogo y predicador y maestro de Teología en París en 1259. Fue acusado ante el beato Juan de Vercelli, de 108 proposiciones erróneas de su enseñanza sobre las "Santencias" de Pedro Lombardo. Fue exonerado y nombrado, en 1264, prior provincial de Francia.
En el 1272, fue elegido arzobispo de Lyon y primado de Francia contra su voluntad; durante su episcopado preparó, junto a san Buenaventura, el II Concilio Ecuménico de Lyon para tratar la unión con los griegos, la recogida de limosnas para ayudar a los cristianos de Tierra Santa y formar una nueva cruzada y por último la reforma del clero. Fue creado cardenal de Ostia y nombrado por el papa el beato Gregorio X gran penitenciario de la Iglesia. Terminado el Concilio visitó la corte del rey de Francia, Felipe III el Atrevido dentro de un contexto político muy complicado entre los reinos de Francia, Castilla, Navarra y Aragón. En 1275, junto al Papa, se entrevistó en Lausana con el emperador Roberto de Habsburgo, el cual se propuso ir a Roma para ser coronado emperador y entregar los territorios italianos que pertenecían a los Estados Pontificios.
En el 1276 fue elevado al Pontificado en la ciudad de Arezzo, pero murió a los pocos meses; durante su breve pontificado impulso la nueva cruzada que había determinado el Concilio de Lyon, así como la consolidación de lazos de unión con la iglesia griega y para ello preparó una embajada para la paz y la unión en mayo de 1276, pero no se pudo realizar porque entró en coma, paralizado y sin habla hasta que murió. Fue un hombre piadoso, y todos los cargos que tuvo los tuvo por aclamación, por sus cualidades humanas de profunda piedad y rectitud de conciencia. El papa León XIII confirmó su culto en 1898.