13 de junio de 2015

Beata MARÍA ANA BIERNACKA. (1888 - 1943).

(Mariana de Czokalo. pol.: Marianna Biernacka).

Martirologio RomanoEn la aldea de Naumowicze, cercana a Grodno, en Polonia, beata María Ana Biernacka, madre de familia y mártir, que durante la ocupación militar de su patria en tiempo de guerra, se ofreció espontáneamente a los soldados en lugar de su nuera encinta y, fusilada de inmediato, recibió la gloriosa palma del martirio.

Nació en Lipsk en el seno de una familia ucraniana de rito uniata, que en 1905, se pasaron al rito latino. Se casó con Biernarcki, con el que tuvo seis hijos; cuatro de ellos murieron al nacer y sólo sobrevivieron dos. Su marido tenía una finca pequeña que cultivaba y de la que vivían. Después de contraer matrimonio su hija, se quedó viuda, entonces se fue a vivir con su hijo que también se había casado. Puso todo su empeño en ser útil en la casa, fomentando en todo momento el amor, la solidaridad y la paz. Era una persona religiosa, serena, bondadosa y de una gran vida interior.
En 1943, cuando su pueblo estaba ocupado por los alemanes, los partisanos mataron a un soldado alemán, y decidieron represaliar al pueblo, su hijo y su nuera estaban en la lista, pero como su nuera estaba en cinta, su muerte significaría la muerte de lo dos, Mariana, se ofreció a la policía para ocupar el puesto de su nuera y se aceptó. Fue llevada a la cárcel de Grodno. Trece días más tarde, los 50 habitantes de Lipsk eran fusilados en el castillo de Naumowicze, junto a Grodno, actualmente en Bielorrusia.
Fue beatificada el 13 de junio de 1999 por san Juan Pablo II, integrada en el grupo de 108 mártires polacos durante la ocupación nazi.