31 de mayo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


San Hermías de Comana. M. 170. 
Soldado.
Martilogio Romano: Junto a Comana (Gumenek), en el Ponto, san Hermias, soldado y mártir.
Veterano del ejército, martirizado en Comana en Capadocia, no en el Ponto, como pensaba Baronio. Tiene un puesto importante en la liturgia griega.  

Santos Cancio, Canciano y Cancianila. M. c. 304. 
Martirologio Romano: En Aquilea, en el Friuli, santos Cancio, Canciano y Cancianila, mártires, que, detenidos por el perseguidor mientras huían de la ciudad en un carromato, finalmente fueron condenados al suplicio.
Cancio, Canciano y Cancianila eran hermanos, miembros, según se dice, de la familia romana de los Anicios. Cuando murieron sus padres, fueron educados en la fe cristiana por su tutor san Proto. Cuando estalló la persecución del emperador Diocleciano, liberaron a sus esclavos, distribuyeron el dinero de la venta de sus posesiones y se trasladaron a Aquilea. En cuanto llegaron a esta ciudad, como ya se conocía su condición de cristianos, las autoridades enviaron mensajeros al emperador para pedir instrucciones. Diocleciano que se quería liberar de la gens de los Ancios, sobre todo por razones políticas, respondió que si no sacrificaban a los dioses debían ser decapitados.
Nuestros mártires, mientras tanto, habían logrado huir de la ciudad en una carreta de mulas, pero un accidente les obligó a detenerse, a siete kms. de la población de Aquae Gradatae y allí les alcanzaron sus perseguidores. Comparecieron ante el tribunal que les conminó a sacrificar a las divinidades, pero ellos se negaron rotúndamente ya que no renegarían jamás del verdadero Dios y fueron decapitados junto a su tutor Proto. 

San Silvio de Toulouse. M. c. 400. 
(fr.: Sylvius de Toulouse).
Salvado del parto difícil. Bosque
Martirologio Romano: En la población de Toulouse, en la Galia Narbonense, san Silvio, obispo, que comenzó la construcción de una basílica para acoger dignamente el sepulcro de san Saturnino.
Obispo de Toulouse. Silvio, fue sin duda, el artífice de la construcción, en la segunda mitad del siglo IV, de la basílica que debía custodiar las reliquias del fundador de la Iglesia de Toulouse, esto es san Saturnino. Por desgracia murió sin poderla completarla y tuvo que hacerlo su sucesor, san Exuperio de Toulouse. No conocemos otros particulares. Tiene culto local.

cráneo de s. Vidal
San Vidal de Asís. (1295 - 1370). 
(Vital de Bastia. it.: Vitale di Assisi).
Viviente dotado de alas. Vital
Nació en Bastia Umbra. Después de pasar una juventud muy desordenada y llena de vicios, arrepentido, buscó de expiar las culpas cometidas peregrinando a los santuarios más importantes de Italia y Europa. Regresó  a Umbría vestido con el hábito benedictino y condujo una experiencia de vida eremítica. 
 Pasó el resto de su vida en el eremo de Santa Maria di Viole, junto a Asís, en la más absoluta pobreza, cubriéndose de harapos, con los pies descalzos y los cabellos largos; su única propiedad era un cesto usado para coger agua en una fuente cercana. Estuvo bajo la obediencia del abad benedictino del monasterio de Santa Maria di Viole. 
Hay quien dice que fue terciario franciscano y que murió en 1491.
Después de su muerte su fama extendió por doquier a causa de los numerosos milagros a favor de los enfermos de patologías genitales y de la vesícula y  será el protector de estos enfermos. 

San Noé Mawaggali. (1851 - 1886).
(Noé Magwall). 
Descanso, pacífico, de larga vida. Consolación. 
Martirologio RomanoEn el lugar de Mityana, en Uganda, san Noé Mawaggali, mártir, que, siendo servidor del rey, iniciada la persecución rehusó impávido emprender la fuga y ofreció voluntariamente su pecho a las lanzas de los soldados, quienes, tras atravesárselo, lo colgaron de un árbol hasta que entregó el espíritu por Cristo
Era natural de Mityana (a unos 60 km de Kampala), Uganda, pertenecía al clan del Antílope y era alfarero de profesión. Se bautizó en 1885. Fue el cocinero de Mukwenda, es decir, del jefe de la provincia de Singo. Fue catequista de la comunidad cristiana de su pueblo junto con san Matías Kalemba. 
Cuando se supo que venían los enviados del rey a destruir la comunidad cristiana se negó a huir. Consoló a su hermana, que lloraba, con estas palabras: “Estoy cierto de la vida futura, no temo morir”. Fue atado a un árbol y descuartizado por sus verdugos, y muerto a lanzazos en el poblado de Mityana. Su hermana Munaku, aún catecúmena, vio como la mataban y siguió a los soldados y les pidió que la mataran también a ella, pero fue confiada a los misioneros, con los cual viviría consagrada al Señor con votos privados, hasta 1934, cuando ya su hermano había sido beatificado. Fue canonizado por SS Pablo VI el 8 de octubre de 1964.

Beata Ermengarda. (1106 - 1147). Cisterciense. (Ver) 25 de Septiembre.