19 de mayo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:


Santa Pudenciana de Roma. M. 160. 
(Potenciana, Prudenciana). 
Prudente, sabia.
En su casa de Roma fueron acogidos los apóstoles santos Pedro y Pablo. Según la leyenda era hija de santos Claudia y Pudente. Hermana de santa Práxedes. Recogía los restos de los mártires para enterrarlos. Murió muy joven, cerca de los 18 años, de muerte natural. Su culto se ha limitado a la basílica romana de su nombre y su existencia parece que es ficticia. 

San Urbano I. Papa (222-230). M. 230. 
De la ciudad de Roma. Ciudadano educado.
Martirologio Romano: En Roma y en el cementerio de Calixto, en la vía Apia, san Urbano I, papa, que gobernó fielmente la Iglesia Romana durante ocho años, tras el martirio de san Calixto.
Nació en Roma en el seno de familia noble. Sucedió a san Calixto I y fue Papa durante siete años transcurridos en el periodo de paz del imperio de Alejandro Severo. Le sucedió en la sede pontificia san Ponciano. 
Parece que en su tiempo la Iglesia gozó de una relativa paz. El “Liber Pontificalis” narra que convirtió al noble san Valeriano, marido de santa Cecilia y que murieron mártires. Se dice que fue mártir pero se ha equivocado con el obispo que fue mártir el 25 de Mayo, por eso este Papa ya no está en el calendario de la Iglesia, y sí el obispo.  

Santos Parteno y Calócero. M. 250. 
emperador Decio
(Partenio, Partemio). Virgen.
Calócero: Viejo bello. Monje.
Martirologio Romano: En la misma ciudad, santos Parteno y Calócero, mártires, que dieron insigne testimonio de Cristo en tiempo del emperador Diocleciano.
Según el Martirogio Jeronimiano -que parece depender de una «Passio» que se ha perdido-, los dos hermanos Calócero y Partenio, eran eunucos del séquito de Trifonia, la esposa del emperador Decio, y desempeñaban respectivamente los oficios de "praepositus cubiculi" y de "primicerius". Ambos practicaban abiertamente el cristianismo. Al estallar la persecución, sufrieron el martirio en Roma por haberse negado a ofrecer sacrificios a los dioses.
En cambio, según las pretendidas «Actas» de estos mártires, que carecen de valor histórico, Calócero y Partenio eran originarios de Armenia y habían venido del Oriente en compañía de cierto cónsul llamado Emiliano. A la muerte de éste, Calócero y Partenio quedaron al servicio de su hija Calixta o Anatolia, quien había recibido en herencia los bienes de su padre y repartió una parte de ellos entre los pobres. Los mártires comparecieron ante Decio, acusados de ser cristianos y de haber dilapidado la herencia de Anatolia. Como defendiesen y confesasen valientemente la fe, el juez los condenó a ser quemados en vida; pero, como salieron ilesos de las llamas, fueron rematados a mazazos. Anatolia les dio sepultura en el cementerio de Calixto. 
El actual Martirologio Romano afirma que murieron durante la persecución de Diocleciano en el 303.

San Adolfo de Arrás y de Cambraí. M. c. 728. 
(Hadulfo. fr.: Adolphe de Arras et Cambrai, Hadulphe).
Lobo noble. Guerrero noble.
Martirologio Romano: En Arrás, de Neustria, san Adolfo, obispo a la vez de esta ciudad y de Cambrai.
Hijo de san Ranulfo. Era un prelado que ostentó al mismo tiempo los cargos de abad benedictino de Saint-Vaast en Cambrai (710-717 y de obispo de Arrás y Cambrai (717-728). Su hagiografía está plagada de leyendas pero hay que precisar que durante los doce años que duró su episcopado se distinguió por su santidad, sus virtudes episcopales y su afán de santificación de su grey.

Beato Juan de Santo Domingo Martínez.  (1577 - 1619). 
(Juan Martínez Cid). 
Dios es misericordioso. El que está en gracia de Dios. Admirable. 
Martirologio Romano: En Suzuta, en Japón, beato Juan de Santo Domingo Martínez, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que murió en la cárcel por Cristo.
Nació en Manzanal de los Infantes (Zamora). Ingresó en el convento de los dominicos de San Esteban de Salamanca y allí hizo su profesión religiosa en 1594. Quería ser misionero, y fue ordenado sacerdote en Sevilla en 1601, cuando era destinado a Filipinas por la ruta de Méjico. Estuvo 16 años en Filipinas ejerciendo su ministerio en el barrio de Binondo, Manila. En 1618 fue destinado al Japón y desde allí debía zarpar para Corea para abrir un nuevo campo de misión, que no tuvo éxito. A pesar de la persecución prefirió quedarse en el Japón, y para  ello se tuvo que disfrazar de mercader español y así burlar a las autoridades. Junto con el dominico el beato Ángel Ferrer Orsucci tuvo que huir de casa en casa, buscando cobijo en hogares cristianos durante el día y sirviéndose de la oscuridad durante la noche para visitar a los cristianos y administrar los sacramentos y animar a los enfermos y más débiles. 
En 1618 asaltaron la casa donde residía, y lo condujeron ante el gobernador de Nagasaki. Vestido con el hábito dominico, confesó ante el juez su identidad religiosa y fue encerrado en la cárcel de Suzuta donde, después de tres meses de enfermedad. Su cadáver fue incinerado y arrojado al mar. Fue beatificado por Pío IX el 7 de mayo de 1867.

Beato Juan Bautista Javier Loir. (1720 - 1794). 
cruz conmemorativa de los
mártires de la isla Madame

(Juan Luis de Besançon. fr.: Jean-Baptiste-Xavier-Loir).
Martirologio RomanoEn un barco prisión frente a Rochefort, en Francia, beato Juan Bautista Javier (Juan Luis) Loir, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, el cual, casi octogenario, encarcelado durante la Revolución Francesa por ser sacerdote, fue encontrado muerto de rodillas, en actitud de orar.
Nacido en San Pedro de Besançon, hijo de Juan Luis e Isabel Juliot, su padre era el director y tesorero de la Moneda. Entra al noviciado de los Capuchinos en mayo de 1740, hizo la profesión religiosa con el nombre de fray Juan Bautista. Ordenado sacerdote se distingue en el ministerio de la confesión y la dirección espiritual. En sus largos años de vida religiosa nunca aceptó ningún cargo de prelacia, alegando que se había hecho religioso para obedecer y no para mandar. Estaba destinado en el convento capuchino de Petit-Forez en Lyón. Era muy dado a tratar y beneficiar a los pobres. Sus modales amables y finos le atraían el amor de todos.
Guardián en varios conventos sucesivamente, al ser suprimidas las Ordenes religiosas pasó a vivir donde su hermana, en el castillo de Précord, despertando allí la misma admiración que tenía en su convento, y esto le valió que, al negarse al juramento de la "Constitución Civil del Clero", fue obligado a marchar a Moulins, y el 18 de junio de 1793 fue recluido en el antiguo convento de Santa Clara de Moulins transformado en cárcel. 
El 31 de marzo de 1794, condenado a la deportación, parte a Rochefort con otros 26 deportados, todos los cuales son conducidos a la nave “Bonhomme Richard”, luego transferido a la nave “Deux Associés”, donde muere víctima de los malos tratos el 19 de mayo de 1794, a la edad de 74 años, fue hallado muerto de rodillas. Sepultado en la isla de Aix. Especialmente se distinguió por su humildad, afabilidad y paciencia. Fue beatificado el 1 de octubre de 1995 por Juan Pablo II.

Beato José Czempiel. (1883 - 1942). 
(pol.: Jozef Czempiel).
El acrecentará. Añadido. Crecimiento.
Martirologio RomanoEn el campo de concentración de Dachau, cercano a la ciudad de Munich, en Alemania, beato José Czempiel, presbítero y mártir, el cual, natural de Polonia, en tiempo de guerra pereció en la cámara de gas, asociado al sacrificio de Cristo.
Nació en Józefka (Piekary-Silesia), en el seno de una familia minera. Ingresó en el seminario de Breslau, y al mismo tiempo hizo los estudios superiores de Teología en la universidad de la ciudad. Ordenado sacerdote en 1908, fue destinado a varias parroquias como vicepárroco hasta que en 1923 se le nombró párroco de Chorzow Batory. Cuando, Polonia recuperó su independencia, su parroquia se encardinó en la diócesis de Katowice y él permaneció en ella.
Demostró un gran celo apostólico y una gran sensibilidad social, concretamente en Silesia con el alcoholismo y el paro, poniendo en marcha diversas iniciativas a su respuesta. 
Permaneció en su parroquia cuando entraron los nazis alemanes. En 1940, la Gestapo lo arrestó y lo envió al campo de concentración de Gusen, de donde pasó a Dachau. Considerado inválido murió en las cámaras de gas del campo de Mathausen, Alemania. Fue beatificado el 13 de junio de 1999 por el papa Juan Pablo II.