1 de mayo de 2015

Beato JULIÁN CESARELLO. (c. 1290 - 1349).

(Julián Cesarello de Istria. it.: Giuliano Cesarello).
Deseo del cielo

Martirologio Romano: En Castello di Valle d’Istria, en Istria, beato Julián Cesarello, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, cuya vida fue un continuo peregrinar por aldeas y plazas, sembrando la palabra de Dios y esforzándose en aplacar las facciones de los ciudadanos.

Nació en Cilicia y murió en el valle de Istria arrojado al mar dentro de un saco lleno de animales venenosos. Parece una contaminación con san Julián el Hospitalario. 
Otra versión nos dice que nació de noble familia en Castello di Valle d’Istria, Italia; ingresó en la Orden franciscana en el convento de San Michele Arcangelo. Fue un fraile dedicado a la oración, devoto de Jesús en la Eucaristía, de María y de las almas del Purgatorio. Se distinguió por la perfecta observancia de la Regla, según un austero régimen de vida. 
Ordenado sacerdote ejerció su ministerio con abnegación; se dedicó a la predicación en los pueblos cercanos y a establecer la paz entre diferencias facciones. Dotado de una gran virtud, predicó de forma sencilla para llegar al corazón de todos. Alternó la vida contemplativa con el apostolado activo. En aquel tiempo se habían difundido muchos movimientos heréticos en los pequeños pueblos, a los trabajadores del Señor el trabajo no les faltaba. Era necesario sembrar el amor.
Con los cohermanos vivía la pobreza pero no faltaba la ayuda constante y generosa a los pobres. El Señor obró muchos prodigios. Murió en el convento donde había vivido y allí fue sepultado. Rápidamente fue venerado como santo y su sepulcro fue lugar de peregrinación y fuente de favores celestiales. Es el primer santo istriano elevado al honor de los altares. San Pío X confirmó su culto inmemorial el 23 de febrero de 1910. Patrón de Valle d'Istria.