16 de abril de 2015

Santa BERNARDITA SOUBIROUS. (1844-1879).

(María Bernarda. fr.: Bernadette Soubirous).
Osa fuerte.

Martirologio RomanoEn Nevers, también en Francia, santa María Bernarda Soubirous, virgen, la cual, nacida en Lourdes de una familia muy pobre, siendo aún niña asistió a las apariciones de la Inmaculada Santísima Virgen María, y después abrazó la vida religiosa y llevó una vida escondida y humilde.

Nació en el molino de Boly en Lourdes, era hija del molinero, que vivían en una gran miseria; esta miseria hizo que la recogiera su nodriza María Lagües de Aravant, a cambio de cuidarle el rebaño; por una epidemia enfermó de asma, enfermedad que tendrá toda la vida. Esta mujer fue la que se ocupó de su educación religiosa. No llamó nunca la atención ni de niña ni de mayor. Apenas pudo frecuentar la escuela porque debía cuidar a sus hermanos más pequeños; su padre fue encarcelado porque al ser analfabeto lo engañaron y además se quedo tuerto y no podía atender a su familia como quisiera. Sus conocimientos eran pocos y pobres; no sabía leer ni escribir, ni conocía la lengua francesa; ignoraba el catecismo, y ella misma se consideraba entre las niñas de su edad como la última.
En 1858, cuando sólo contaba 14 años, recibió la visita de la Virgen en la gruta de Massabielle, mientras iba recoger leña acompañada por su hermana Toinette y su amiga Jeanne Baloum. Empezó para ella un calvario de desconfiados interrogatorios, amenazas, coacciones e insultos. Bernardette lo resistió todo con una dignidad y una paciencia que acabaron por impresionar a sus jueces; hasta que Lourdes se convirtió en un hecho de dimensiones universales y en cierto sentido para ella la situación empeoró: fue el cerco de las curiosidades indiscretas, los entusiasmos excesivos y las efusiones que hirieron su intimidad. Decía: “Me doy cuenta de que la Virgen Bendita me escogió porque soy la más ignorante. Si hubiese encontrado alguien más ignorante que yo, la habría escogido. La Virgen Bendita me utilizó igual que a una escoba. ¿Qué haces con una escoba cuando has acabado de barrer? La pones de nuevo en su sitio, detrás de la puerta”. En un principio no supo quien era la persona que habla con ella y la llamaba en dialecto “Aquerñ” (eso, esa cosa), decía que era una “señora bellísima”, hasta que el 25 de febrero de 1858, María le ordenó que abriese un hoyo en el suelo y apareció un manantial de agua, que curará a los enfermos. El 25 de Marzo la aparición le comunicó que era la Inmaculada Concepción, el dogma se había promulgado el 8 de diciembre de 1854, y aquella ignorante no podía saber qué estaba diciendo, esto fue lo que dio credibilidad a las apariciones. El 3 de Junio de 1858, hizo su primera comunión. Se hizo una escultura de María tal como ella decía que era, pero Bernardette, no la reconoció.
El l 4 de Junio de 1866, cuando tenia 22 años ingresó en la vida religiosa de las Hermanas de la Caridad de Nevers en el convento de Saint Gildard, (por indicación del obispo de Nevers, convirtiéndose en sor María Bernarda, que sólo aspiraba vivir según la regla y a que la olvidaran, ahora su misión había terminado. Continuaron importunándola ("Vienen a verme como a un bicho raro") pero la hija del humildísimo molinero Soubirous será una monja más, sacristana, enfermera, siempre luchando con el asma ("Mi trabajo es estar enferma") y murió de asma  a los 36 años después de grandes incomprensiones por parte de la jerarquía eclesiástica. "Hubiera podido conseguir la abundancia con sólo abrir la mano a los regalos". Su superiora decía "no sirve para nada" o "No entiendo cómo la Virgen se ha fijado en Bernardita cuando las hay más agraciadas que ella en todos los aspectos". Su proceso de canonización se retrasó porque su maestra de novicias pidió expresamente que hasta que ella muriera (la maestra de novicias) no se iniciara el proceso. Fue canonizada por Pío XI el 8 de diciembre de 1933.