7 de abril de 2015

San ENRIQUE WALPOLE y Beato ALEJANDRO RAWLINS. M.1595.


(ing.: Henry Walpole). Señor del soto. Caudillo de la fortaleza. Bien nacido
(ing.: Alexander Rawlins). Favorecedor de los hombres. El que rechaza al hombre, el adversario.  

Martirologio Romano: En York, en Inglaterra, san Enrique Walpole, de la Compañía de Jesús, y beato Alejandro Rawlins, presbíteros y mártires, que, bajo la reina Isabel I, fueron encarcelados y cruelmente maltratados por ser sacerdotes, alcanzando la corona eterna al ser después ahorcados y descuartizados.

Enrique Walpole (1558-1595). Era natural de Docking en Norfolk, estudió en Norwich, en Cambridge (en Peterhouse) y en Gray's Inn y era conocido como poeta. En 1581 asistiendo al martirio de san Edmundo Campión se convirtió al catolicismo y estudio para el sacerdocio en el colegio inglés de Roma, donde entró en la Compañía de Jesús (1584). Ordenado en 1588 en París. Siendo capellán militar fue apresado y rescatado por su hermano, viajó a Valladolid como ayudante del rector del colegio inglés recién fundado por Robert Persons; poco tiempo después fue destinado a Sevilla y destinado a su patria.
Marchó a Dunkerque y allí embarcó en 1593. Las tormentas le llevaron al norte y desembarcó en Bridlington, trabajó en York pero fue apresado y llevado a Londres. Torturado, procesado y condenado por traidor a la reina, fue ahorcado y descuartizado en York, tras la ejecución del beato Alejandro Rawlins. 

Alejandro Rawlins (c. 1560 - 1595). Era sacerdote secular nacido en Glucestershire. Estudió en Oxford, donde se graduó. Convencido de la verdad del catolicismo decidió dedicar su vida a la propagación de la fe y se marchó al seminario de Reims y fue ordenado en 1590. Acompañado del beato Edmundo Gennings y de otro sacerdote, volvió a Inglaterra; durante el viaje fueron capturados por los calvinistas en Crépry-en-Laonnois, aunque fueron soltados más tarde. Su campo de trabajo fue Yorkshire, donde pudo realizar su tarea apostólica durante cuatro años. Fue capturado  en 1594 por los cazasacerdotes. 
Fue encerrado en los calabozos del castillo de York; renunció al jurado popular para que el pueblo no tuviera que mezclarse en su juicio, y fue condenado por los jueces como traidor junto con el jesuita san Enrique Walpole y martirizados el mismo día. Murió en Worchester. 
Fueron beatificados por Pío XI el 15 de diciembre de 1929; Enrique Walpole fue canonizado el 25 de octubre de 1970 por el beato Pablo VI, pues entró en la extraña selección de los 40 mártires canonizados, produciéndose varios casos como éste en que compañeros de prisión, juicio y martirio fueron separados a la hora de la glorificación celestial, sin ninguna causa que lo justifique aparentemente.