23 de abril de 2015

San ADALBERTO DE PRAGA. (c.956 - 997).

(Vojtech, Wojtech, Alaberto, Aldaberto)
Noble y brillante

Martirologio RomanoSan Adalberto (Vojtech), obispo de Praga y mártir, que aguantó dificultades en bien de aquella iglesia, y por Cristo llevó a cabo muchos viajes, trabajando para extirpar costumbres paganas, aun que ante el poco fruto obtenido se dirigió a Roma, donde se hizo monje. Vuelto al fin a Polonia, e intentando atraer a la fe a los prusianos, fue asesinado por unos paganos en la aldea de Tenkitten, junto al golfo de Gdansk.


Nació en Libice, Bohemia, su hombre era Wojtech (ayuda del ejército). Desde muy joven fue destinado al estado eclesiástico; fue educado por san Adalberto de Magdeburgo que le dio su propio nombre. En el 981 regresó a Praga. Fue profesor de la universidad de Magdeburgo, cuando en ella estudiaba san Bruno Bonifacio. Después de haber sido monje en San Maximino de Tréveris, en el 983, fue nombrado segundo obispo de Praga, por el arzobispo de Maguncia, san Willigis. Desilusionado después de cinco años de infructuosa evangelización por no poder terminar con las costumbres paganas y las trabas eclesiásticas que se resistían a aceptar e celibato, abandonó su diócesis. Se dirigió a Roma a exponer sus problemas al papa Juan XV. 
Desde el 988 al 993, vivió en Montecasino donde se hizo benedictino y, aconsejado por san Nilo, se retiró al  monasterio de Santos Bonifacio y Alejo en Roma. Hizo la profesión monástica hacia el 990. Por petición de sus ciudadanos y obediencia al Papa en el 993 regresó a Praga, donde fundó algunos monasterios benedictinos, como el de Brevnov, y comenzó la construcción de la catedral. Extendió la evangelización por Eslovaquia y Hungría. Pero algunos hechos no le hicieron feliz, y en el 994 regresó a Roma.
 En Roma conoció al emperador Otón III, que habitaba un palacio sobre el Aventino, donde se encontraba el monasterio de San Alejo, y al abad de Cluny, san Majencio, que le confió la educación del rey san Esteban de Hungría. A petición del obispo san Willigis y por orden del papa Gregorio V, fue requerido para que volviera a Praga, él aceptó con la condición que le permitieran emprender una labor misionera. Hizo una peregrinación por los principales santuarios franceses. En el 996, acompañado de sus hermanastros santos Gaudencio de Gnesen y Benito, evangelizó Prusia, Hungría, Polonia e incluso Rusia, donde tuvo un gran éxito; por esto es llamado "apóstol de los eslavos". Fue martirizado por los prusianos cerca de Danzing atravesándolo con siete venablos. Un águila habría velado su cadáver. Fue canonizado por el papa Gregorio V en el 997. Patrón de Prusia. MEMORIA FACULTATIVA.