13 de abril de 2015

Beato SERAFÍN MORAZZONE. (1747-1822).

(it.: Serafino Morazzone).
Príncipe y ángel de vuelo. Centelleante. Serpiente

Martirologio Romano: En Chiuso, de Lecco, en Italia, beato Serafín Morazzone, presbítero de la archidiócesis de Milán, cuyas virtudes fueron tales que las recogió el gran escritor italiano Alessandro Manzoni en su primera redacción de su obra maestra "Los novios".

Nació en Terramara, Milán. A los 13 años ingresó en el Seminario y, después de los estudios superiores, fue admitido a los estudios de Teología. Sus cualidades espirituales y culturales fueron tan apreciadas que le permitieron, que antes de ordenarse pudiera presentarse a un concurso oposición a la parroquia de Chiuso, que ganó y con cuyo título se ordenó sacerdote en 1773. En esta pequeña parroquia, de apenas 185 habitantes, pasó toda su vida, dedicado por completo y de forma ejemplar al ministerio pastoral, lleno de bondad, sencillez y dulzura y caridad, con fama de santidad y milagros en vida. 
Creó una escuela elemental gratuita para los niños, con la colaboración de su hermano Antonio. Su entrega hacia los pobres se demostró en un particular heroismo con ocasión del saqueo que el ejército austro-ruso realizó en Chiuso en 1799. Tuvo fama de taumaturgo, pero él atribuía cualquier gracia a la intercesión de san Jerónimo Emiliani, cuyo santuario de Somasca estaba en los confines del territorio parroquial. 
El escritor italiano Alessandro Manzoni lo tuvo como su confesor y lo describió en su libro I Promessi Sposi: “Era pío en todos sus pensamientos, en todas sus palabras, en todas sus obras: el amor ferviente de Dios y de los hombres era su sentimiento habitual...”También el arzobispo de Milán el beato Alfredo Ildefonso Schuster lo definió como “nuestro cura de Ars”. Murió en Chiuso di Lecco. Después de su muerte tuvo entre el pueblo fama de santo. Fue beatificado por SS Benedicto XVI el 26 de junio de 2011.