13 de marzo de 2015

San PIENTIO DE POITIERS. M. 564.

(Piento, Pientus. fr.: Pient de Poitiers).

Martirologio Romano: En Poitiers, en Aquitania, san Pientio, obispo, que mucho ayudó a la beata Radegunda en la fundación de cenobios.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción
en Maillé
El hecho, sin duda, más importante en la vida del santo, y por el que ha sido recordado elogiosamente, fue la valiosa ayuda que brindó a santa Radegunda, reina, esposa de Clotario y luego religiosa ella misma, para fundar el famoso monasterio de la Santa Cruz, que fue modelo para el monaquismo en la Edad Media, al ser uno de los primeros de casa doble, es decir, de varones y mujeres, en estricta clausura. El propio Pientio se volcó por completo en la nueva fundación.
Fue el IVº obispo de Poitiers. La muerte de san Pientio está rodeada de una leyenda: navegando cerca de la isla de Maillezais, en el actual País del Loira, naufragó junto con los marineros, varios de los cuales perecieron. Pientio pidió ayuda al cielo, e hizo voto de construir un monumento en memoria del hecho, si se salvaba. Así ocurrió, y llegó hasta Maillé, una parroquia vecina a la isla. En ese territorio hizo construir un templete votivo, y allí mismo murió, un 13 de marzo de un año que se suele calcular, en el 564.
A pesar de que su historia ha quedado bien conservada en diversas fuentes, el culto sólo se perpetuó localmente en el oratorio de Maillé, que durante unos diez siglos llevó su nombre y fue meta de peregrinación, hasta que el paso del tiempo y el olvido lo convirtieron en ruinas, y las reliquias de Pientio fueron trasladadas a la parroquia de Maillé. Tiene culto local.