12 de marzo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Maximiliano de Tebeste. M. c. 295. 
(Mamilano, Mamiliano)
El más grande
Martirologio Romano: En Tebeste, en Numidia, san Maximiliano, mártir, que, siendo hijo del veterano Víctor y llamado también al ejército, respondió al procónsul Diono que a un fiel cristiano no le era lícito ser soldado y, tras rehusar el juramento militar, fue ajusticiado a espada.
Mártir en Tebessa de Numidia. Era soldado de 21 años y "era de estatura adecuada... como metro setenta de alto"; entregó al verdugo su uniforme sin estrenar. Le dijo al procónsul de África, Dión Casio: "No seré soldado, no combatiré por el siglo, pues soy soldado para mi Dios".
Cuando le preguntaron por qué no quería ponerse una medalla con la esfinge del emperador dijo: "soy soldado de Cristo y  me niego a llevar en el cuello la medalla del emperador; - porque te niegas a servir al emperador con las armas, incurrirás en la sentencia capital: - sean dadas gracias a Dios, dijo".
Cuando era conducido al suplicio le dijo a su padre Fabio Victorio: "regala al soldado que me matará el vestido nuevo que me habías preparado. Y nosotros, los dos, sin rencor, glorificaremos al Señor". Fue decapitado. Sus Actas están poco retocadas.

Santos Mígdono, Eugenio, Máximo, Domna, Mardonio, Esmaragdo e Hilario. M. 303. 
Martirologio Romano: En Nicomedia, de Bitinia, conmemoración de los santos mártires Mígdono, presbítero, y Eugenio, Máximo, Domna, Mardonio, Esmaragdo e Hilario, que fueron ahogados uno tras otro en días sucesivos, para atemorizar a los demás.
Eran ocho mártires que murieron en Nicomedia de Bitinia, durante la persecución de Diocleciano, suspendidos cabeza abajo, sofocados por el humo de una hoguera. Cada día era ejecutado uno, a fin de que los demás renegaran de su fe por miedo a la muerte. Eugenio también era presbítero.
Mígdono y Mardonio aparecen por separado en otro relato, quizás unidos al grupo de Pedro de Nicomediia, Doroteo y Gorgonio: eran altos funcionarios de la corte imperial de Roma; cuando sucedió la persecución de Diocleciano, afirmaron su fe y por ello Migdonio fue quemado en la hoguera y Mardonio ahogado en un pozo.  

Santos Pedro, Doroteo y Gorgonio. M. 303. 
Martirologio Romano: En la misma ciudad de Nicomedia, pasión de san Pedro, mártir, que, siendo ayudante de cámara del emperador Diocleciano, se lamentó con cierta libertad de los suplicios de los mártires, y por mandato del mismo augusto fue detenido y colgado, siendo torturado primero con prolongados azotes y después a fuego, en una parrilla. Doroteo y Gorgonio, servidores también del emperador, por haber protestado fueron sometidos a los mismos suplicios y, finalmente, estrangulados.
Mártires en Nicomedia de Bitinia. Pedro era camarero del emperador Diocleciano en Nicomedia; fue una de las primeras víctimas de esta persecución, aunque en principio quedó libre del martirio, esperando que abandonara su fe, pero fue en vano; sufrió atroces tormentos antes de morir en la parrilla. Doroteo y Gorgonio, compañeros de Pedro, como desaprobaron aquel castigo mortal, le siguieron en el martirio. 
Doroteo y Gorgonio eran favoritos del emperador Diocleciano y oficiales de la guardia pretoriana en Nicomedia. Obtuvieron grandes honores y como abominasen las persecuciones que se afligían a los cristianos sufrieron horrorosos tormentos. Eusebio dice que eran "fieles y honrados". 

San Mamiliano de Palermo. s. V. 
Junto con Eustocio Prócuro, Golbodeo y Ninfa de Palermo. Vivió en tiempos de la dominación vándala en Sicilia. Fue obispo de Palermo. Fue exiliado a África hacia en 450 junto a sus compañeros cristianos. Rescatado por la piedad de algunos fieles o de algún obispo africano, pasó a Cerdeña y en la isla de Montecristo y, al final, en la de Giglio, murieron mártires.
Fundó diversos monasterios, alguno para monjas eremitas entre las que recordamos los nombres de Ninfa o quizás Oliva. Una parte de sus reliquias fueron llevadas a Roma en la iglesia de Santa Maria in Monticelli y, un siglo después, también a Spoleto. La diócesis de Palermo lo celebra el 16 de Junio.

San Teófanes "el Cronógrafo". M. 818. 
Transparencia de Dios
Martirologio Romano: En Sigriana, de Bitinia, en el monasterio de Campogrande, sepultura de san Teófanes, llamado «el Cronógrafo», que siendo muy rico prefirió hacerse pobre monje, y por defender el culto de las sagradas imágenes fue encarcelado por el emperador León el Armenio durante dos años y deportado después a Samotracia, donde, agotado por los padecimientos, entregó el espíritu.
Todavía muy joven perdió a su padre, gobernador del Egeo. El mismo emperador Constantino Copronimo, se encargó de su formación. Se le confiaron cargos civiles en Constantinopla y en el Asia inferior, entre Bitinia y Troya. Pero, tanto él como su esposa, habían preferido desde la juventud el camino del celibato. Ella se hizo religiosa y él ingresó en el monasterio de Policronio en la Misia. Transformado en monasterio su patrimonio familiar de la isla de Calónimo, residió allí seis años. 
Fundó y rigió una nueva fundación en Sigriana de Misia. Frente a los iconoclastas presentó en Nicea, el año 787, la teología profunda del culto a las imágenes. Este año, y por su firmeza frente a los herejes recibió del emperador León el Armenio amenazas de cárcel. No le acobardaron y padeció prisión y torturas en Constantinopla, y destierro, el año 817, a la isla de Samotracia, donde murió de penalidades. Nos dejó su “Cronografía”, o breve historia desde el año 284 al 813.  

San Elpegio de Winchester. M. 951. 
(Elfego “el Viejo” o "el Calvo", Aelphege, Alfego. ing.: Ælfheah the Bald).
Resplandor de la altura
Martirologio Romano: En Winchester, en Inglaterra, san Elpegio, obispo y monje, que procuró con gran empeño la instauración de la vida cenobítica.
Benedictino que trabajó mucho por la renovación de la vida cenobítica. Obispo de Winchester (Inglaterra) en el 935; indujo a muchas personas a tomar el hábito benedictino, en particular a su sobrino san Dunstano de Canterbury, al que ordenó sacerdote junto san Etelwoldo de Winchester y Ethelstan. 
Según la “Crónica de Malmesbury” acerca de los obispos anglosajones, cuando Elpegio impuso las manos en la ordenación, vino sobre él el espíritu de profecía, y pronunció sobre los tres este oráculo: «Hoy, ante Dios, puse mis manos sobre tres hombres, dos de los cuales alcanzarán la gracia del orden episcopal. Uno en la ciudad de Winchester y luego en Canterbury, y el otro ocupará más tarde mi sede en sucesión legítima. El tercero, después de hacer mucho mal y revolcarse en los placeres sensuales, llegará a un final miserable.» El vaticinio se cumplió a la letra: Dunstan fue obispo de Winchester y luego de Canterbury, Ethelwold fue un santo obispo en la sede de Winchester, y Ethelstan fue un monje y presbítero disoluto, como los había tantos en la época. Tiene culto local.

Beato Jerónimo Gherarducci. M. c. 1369. 
(it.: Girolamo da Recanati).
Bosque sagrado. El que tiene un nombre sagrado
Martirologio Romano: En Recineto, del Piceno, en Italia, beato Jerónimo Gherarducci, presbítero, de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, que trabajó por la paz y la concordia de los pueblos.
Presbítero de la Orden de Ermitaños de San Agustín, dedicado a buscar la paz y la concordia entre los pueblos de Piceno, Italia. Vivió en el convento agustino de Recanati (Macerata), en soledad y oración, donde murió.  
Cuando llegaba la fiesta del beato, se escogían algunas personas que debían hacer de pacificadores en las disputas de la ciudad de Recanati. Pío VII confirmó su culto en 1804, otorgando a la diócesis misa y oficio propios.

San Gregorio I "Magno". (c.540 - 604). Doctor de la Iglesia. Papa (590-604).
Martirologio Romano: En Roma, en la basílica de San Pedro, sepultura de san Gregorio I, papa, de sobrenombre «Magno», cuya memoria se celebra el día tres de septiembre, aniversario de su ordenación.
Aunque murió un 12 de marzo, fiesta que celebran los bizantinos, el calendario romano su fiesta se celebra el 3 de Septiembre, fecha de su consagración episcopal. (Ver) 3 de septiembre