24 de marzo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:

Anfiteatro de Cherchell
Argelia

San Secúndulo. s. III. 
(Secundo, Segundo).
Martirologio Romano: En Mauritania, en tierras de la actual Algeria, san Secúndulo, que sufrió la pasión por la fe en Cristo
Este mártir, cuya vida nos es desconocida, aparece en casi todos los martirologios más antiguos, mencionado muchas veces con un Rómulo, al que en algunas fuentes se le nombra como su hermano, pero los bolandistas creen que se trata del Rómulo mencionado en el grupo de Palestina que se celebra hoy mismo. En otras ocasiones Secúndulo aparece en un grupo mayor de trece o quince mártires, pero lo único seguro, al menos eso parece hasta el momento, fue un mártir de la Mauritania romana. Ninguna otra información, ni dato personal ni de su martirio, ha llegado hasta nosotros. Los bolandistas recuperan en “Acta Sanctorum” un prolijo elenco de testimonios.

Santos Timolao, Dionisio y compañeros. M. 303. 
Martiriologio Romano: En Cesarea de Palestina, santos mártires Timolao, Dionisio, Páusides, Rómulo, Alejandro y otro Alejandro, que durante la persecución del emperador Diocleciano, fueron encadenados y llevados ante el prefecto Urbano, confesaron que eran cristianos y pocos días después, junto a sus compañeros Agapio y otro Dionisio, fueron decapitados y merecieron la corona de la vida eterna
Timolao era un joven oriundo del Ponto. Mártir en Cesarea de Palestina, durante la persecución de Diocleciano. Eusebio da los nombres de: 2 Dionisios (uno de ellos era quién servía la comida a los presos, y el ejemplo de Timolao le unió a ellos), Rómulo, Páusides, 2 Alejandros, Agapio (por el ejemplo de Timolao ante el martirio se unió a ellos). 

San Maccartemio de Clogher. M. 505. 
(Macartemo, Macarteno, Macartin, Mac Cairthinn, Maccarthen, Aedh Mac Cairthinn).
Martirologio Romano: En Clogher, en Hibernia, san Maccartemio, obispo, a quien se le tiene por discípulo de san Patricio.
Fue uno de los primeros discípulos y compañero de san Patricio de Irlanda; se dice que éste le ordenó obispo de Clogher.
El nombre del santo aparece en todos los martirologios irlandeses, en dos fechas, 24 de marzo, que parece ser la de su muerte, y 15 de agosto, que posiblemente sea la de alguna traslación de sus reliquias. Se cuentan algunos milagros y sanaciones realizados por su intercesión luego de su muerte, e incluso el manuscrito mencionado termina con el relato detallado de la aparición del santo a una enferma a quien sano de una grave dolencia. Tiene culto local.

Santa Bertrada de Laon. Beata. (726-783). 
Se piensa que era hija de Cariberto, conde de Laon, aunque otros relatos nos dicen que era hija del emperador de Constantinopla. Se casó con Pipino el Breve y fue reina de los francos. Murió el 12 de julio del 783 y fue inhumada en la catedral de Saint-Denis, donde su tumba fue restaurada por san Luis IX y lleva como única inscripción: “Berta, mater Caroli Magni”. 
Los historiadores dicen que Carlomagno tuvo hacia su madre una respetuosa ternura y la escuchaba sus consejos con deferencia. Su culto como “beata” es local. También se la conoce como “Berta la Pía”. Está considerada como patrona de las hilanderas. Su festividad se celebra el 24 de marzo.

San Severo de Catania. s. IX. 
interior del duomo
de Catania
Serio, austero
Martirologio Romano: En Catania, de Sicilia, san Severo, obispo.
La conquista sarracena de la isla de Sicilia en el 827 (luego de 300 años de incursiones y pillaje por parte de los piratas), acabó con el larguísimo desarrollo del cristianismo griego en ella (que dependía directamente del Imperio Bizantino), y si bien dio lugar a un florecimiento de la vida monástica basiliana (es decir, de regla oriental) en el resto de Italia, por los monjes que huyeron de la invasión, también acabó con casi todos los testimonios históricos de la fe cristiana anterior.
Uno de los tantos efectos de esto es que de muchos santos apenas se ha conservado el nombre, como es precisamente el de san Severo, obispo de Catania, y que aparece también en los menologios griegos como confesor, lo que podría hacer pensar que tuviera alguna relación con el conflicto iconoclasta, que por esas mismas fechas se libraba en la cristiandad oriental. Sólo sabemos de él que murió un 24 de marzo (la fecha es coincidente en todas las fuentes) de un año en torno a los inicios del siglo IX, posiblemente el 814. Su culto, aunque no lamentablemente la memoria de sus hechos, se mantuvo vigente, y la misa y oficio propio para la iglesia de Catania fueron aprobados en 1628 durante el pontificado de Urbano VIII. 

San Bernulfo. s. IX - X. 
(Bertuldo)
Guerrero famoso.
Obispo de Asti, patrón de Mondovi. Obispo-conde de Mondovi, murió mártir después de una incursión sarracena. 
Actualmente se piensa que fue un mártir piamontés que murió durante una razzia sarracena y su memoria, con el pasar de los siglos, se trastocó y lo convirtieron en obispo, después que trasladaran sus reliquias a Mondovi. 

San Aldemar "el Sabio". M. c. 1080.
(Adelmaro, Adelmaro, Edelmiro, Delmiro)
Nobleza o caudillo insigne.
Nació en Cápua. Monje benedictino en Montecasino; después de estar algunos años en esta abadía, fue nombrado, siendo todavía diácono, rector del monasterio femenino de San Lorenzo en Cápua, edificado por la princesa Aloara, viuda de Pandolfo “Cabeza de Hierro”, hacia el 982. Su fama de santidad y se habló tanto de sus milagros que llevaron al abad Aligerno (949-86) a reclamarlo de vuelta a Montecasino. A raíz de esto se entabló una fuerte lucha entre la princesa y el abad, para terminar con ella, Aldemaro huyó a Boviano. También aquí obró muchos milagros: entre otro curó a un canónigo de una enfermedad; escapó milagrosamente a un atentado, irritado por uno que estaba furioso por la donación que le había hecho de unas tierras su hermano a nuestro santo. Más tarde fue ordenado sacerdote.
Fundó la abadía de Santa Eufemia de Bucchianico en los Abruzos de la que fue abad. Después estuvo en varios lugares de la diócesis de Chieti fundando otros monasterios y evangelizando al pueblo. Es conocido por su amor hacia los animales. Mientras se encontraba de visita en uno de los monasterios que había constuido, enfermó en el pueblo de Santa Martina. Aquí murió y fue sepultado en Bucchianico. No está inscrito en el Martirologio Romano

San Simeón de Trento. M. 1474. 
(Simón).
El que obedece. Dios escucha
Se dice que era un niño que vivió en Trento, fue asesinado por los judíos en Pascua por odio hacia Cristo, pero la confesión fue obtenida bajo tortura; después de varias aprobaciones y condenas del culto, en 1965 la Sagrada Congregación de Ritos, decidió prohibir su culto.