16 de marzo de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



Santos Hilario de Aquilea y Taciano. M. c. 284.


(it.: Ilario di Aquileia, Ilaro, Ellaro). Sonriente, alegre.


Taciano: Gentilicio de Tacio

Martirologio Romano: En Aquilea, hoy en el Friuli, santos Hilario, obispo, y Taciano, mártires
Hilario era obispo de Aquileya, Taciano su diácono y con ellos fueron inmolados otros cristianos que también habían sido detenidos por el nombre de Cristo, se añaden tres laicos con los nombres de Félix, Largo y Dionisio. En el actual Martirologio Romano, estos laicos ya no se contemplan. Mártires durante la persecución de Numerario en Aquilea. 
Hilario nació en Aquilea en el seno de una familia cristiana. Se dedicó al estudio de las Sagradas Escrituras. Fue ordenado diácono y, más tarde, fue consagrado obispo de Aquilea. Gobernó con sabiduría y prudencia, él fue quien ordenó diácono a un discípulo suyo, por nombre Taciano, para que le ayudara en su ministerio.
El césar Numeriano promulgó un edicto que obligaba a los cristianos a adorar a los ídolos. Estuvo encargado de su ejecución Beronio, prefecto de la ciudad. A instigación de un tal Monofanto, sacerdote pagano, Hilario y su diácono Taciano fueron los primeros que comparecieron ante el prefecto. Se les hizo saber que debían obedecer a las órdenes del emperador. En vano trató Beronio de dominarlo con amenazas y torturas, pero todo fue en vano. 
Al día siguiente, Taciano compareció ante Beronio, pero todas las tentativas para hacerle sacrificar a los dioses fueron igualmente infructuosas. Los mismos tormentos aplicados a Hilario, fueron renovados en su persona. Beronio dio orden de decapitar a Hilario y a Taciano, a petición de los sacerdotes de los ídolos. Todos murieron el 16 de marzo. Al día siguiente, el clero y los fieles consiguieron autorización para recoger sus cuerpos y enterrarlos con honores fuera de los muros de la ciudad. Patronos de Gorizia (Italia).

San Damián de Terracina. s. IV. 
Manso. Mano de Dios. Domador.
El capítulo tercero de las Actas dicen respecto a san Damián: “...Había en Terracina una viuda de nombre Procla con un hijo único llamado Damián, les faltaban alimento para ella y su hijito, se acercó un día a los pies del buen pastor Valentín, rogándole que le socorriese en su miseria, y le diese lo suficiente para poder vivir ella y su hijo. Conmovido el piadosísimo Padre por las plegarias de la pobre mujer, que tomó entre sus brazos al infante, lo extrechó en su seno y lo besó, lo adoptó como hijo en presencia de todos los presentes y le dio a la mujer cincuenta monedas de oro, para que proveyese a sus futuras necesidades y así la envió toda gozosa a su casa y retuvo consigo al niño. El santo prelado con grandisíma diligencia lo comenzó a instruir en el servicio de Dios. Lo embebió de la doctrina de la Iglesia según las costrumbres y el rito de los Santos Padres, y cuando llegó a edad adulta, lo ordenó diácono; y Damián fue siempre perseverante en la doctrina del maestro.” Mártir en San Valentino. Sus restos reposan en la parroquia de Santos Valentín y Damián de San Valentino.

San Papas. M. c. 300. 
ruinas de Licaonia
Padre.
Martirologio Romano: En Seleucia, en Persia, san Papas, oriundo de Licaonia, que, tras muchos tormentos, afrontó el martirio por la fe de Cristo.
Mártir en Licaonia o Seleucia, en Asia Menor, durante la persecución de Diocleciano. 
San Papas se encuentra inscripto en distintos synaxarios (catálogos de santos) y menaios (santorales del mes) griegos, de donde el Card. Baronio lo encontró e inscribió en el primer Martirologio Romano, compuesto por él. Este tipo de documentos no contienen lo que nosotros llamaríamos "actas de martirio", sino pequeñas narraciones donde se resume en pocas líneas las pruebas que el santo tuvo que pasar para merecer la corona martirial.
Dentro de esas breves líneas, contradictorias en los detalles, se destaca el origen griego de Papas, proveniente de Licaonia (algunos textos lo hacen morir también allí), la cantidad y fiereza de las torturas que tuvo que sufrir, y un milagro que aparece en casi todos los relatos: fue finalmente atado a un palo de árbol seco, y rematado allí, tras lo cual el árbol dio frutos.
Del año del martirio es imposible tener ninguna certeza, aunque la fecha del 16 de marzo es constante en los diversos testimonios. No debe confundirse este san Papas con el obispo homónimo de Seleucia, del siglo IV, que se menciona en la historia de san Simeón bar Sabas.

San Julián de Anazarbo. M. c. 302. 
Deseo del cielo
Martirologio Romano: En Anazarbo, en Cilicia, san Julián, quien, tras padecer tormentos durante largo tiempo por orden del gobernador Marciano, fue introducido en un saco lleno de serpientes y precipitado al mar.
Senador cristiano, nacido en Anazarbo de Cilicia y martirizado durante la persecución de Diocleciano; después de ser torturado; fue arrojado al mar en un saco lleno de escorpiones y serpientes. Su cuerpo fue recuperado y enterrado en Antioquía. San Juan Crisóstomo pronunció un sermón de alabanza en su memoria. 
Es llamado muchas veces san Julián de Antioquía, porque es allí a donde fue en un principio sepultado. Su inscripción aparece en distintas fechas de los variados calendarios santorales (16 de marzo, 26 de diciembre, 14 de febrero, 20 de junio). 16 de marzo es una de las más seguras. Patrón de Rímini.

San Agapito de Rávena. M. 341. 
Amado. Amable. Caridad
Xº Obispo de Rávena. Se dice que asistió al concilio de Roma del 337, pero este hecho parece que no tiene justificación histórica. Llamado el padre de los pobres, por la gran caridad que con ellos tenía. 

altar donde se encuentran los
restos de san Allo.
San Allo de Bobbio. s. VII. 
(Allón).
Monje de la abadía de Bobbio, discípulo de Columbano. Fue insigne por su virtud. Es celebrado por la diócesis de Bobbio.

Beata Benedicta de Asís. M. 1260. 
Bendita
(Benita)
Una de las primeras clarisas con santa Clara. En 1214, sucedió a santa Clara  como abadesa en el monasterio de San Damiano de Asís, permaneciendo en este cargo hasta 1260. Parece que es la misma abadesa que nos encontramos en 1227 en Siena y del 1240 a 1248 en Vallegloria en Spello.
Estuvo presente en el proceso de canonización de santa Clara en 1253, pero no prestó declaración porque fue durante mucho tiempo su asistente en Asís. A ella, fray León y fray Ángelo, después de a muerte de Clara, le confiaron el Breviario usado por san Francisco de Asís. Asistió al inicio de la construcción de la basílica de Santa Clara (1257), al traslado de las clarisas de San Damiano a los locales anexos en la vieja iglesia de San Giorgio y quizás al traslado del cuerpo de santa Clara de la iglesia de San Giorgio a la nueva basílica. 
Se afirma que su vida fue extraordinaria por su singular prudencia y por su fama de virtud y milagros. Fue sepultada en la iglesia de San Giorgio y después trasladada a la basílica de Santa Clara.

Beato Torello de Poppi. (1201-1281). 
Natural de la ciudad de Poppi en el Casentino italiano. A los 18 años era un muchacho a quién le gustaba divertirse en el vicio y el juego. Se cuenta que subido encima de un muro, sintió el canto de un gallo, y una voz interna que le decía: "¡Torello, despiértate del sueño del vicio!". Fue a la abadía vallumbrosana de la ciudad y se confesó con el abad y repartió todos sus bienes entre los pobres. Se retiró a un lugar desierto llamado Avellaneto, donde vivió como ermitaño durante 60 años. 
Aunque a veces se dice que Torello era franciscano, y otras que pertenecía a la Orden de Vallumbrosa, la verdad es que no perteneció a ninguna Orden. 

San Serapión de Novgorod. M. 1516. (Iglesia ortodoxa rusa).
Del dios Serapis
Tal día como hoy la Iglesia ortodoxa rusa recuerda a san Serapión, hegúmeno de la laura de La Trinidad-San Sergio en Rusia. Fue elegido arzobispo de Novgorod cuando arreciaba la peste en 1506. Tuvo malos entendidos con san José de Volokolamsk, pero como eran grandes santos, se reconciliaron. Terminó sus días en el monasterio de San Sergio.