12 de febrero de 2015

Santa EULALIA DE BARCELONA. M. c. 304.


(Aulaire, Laia).
Bien hablada, elocuente

El anterior Martirologio Romano decía: En la ciudad de Barcelona, en la Hispania Tarraconense, memoria de santa Eulalia virgen y mártir.
Por el modo valiente que tuvo de defender su fe la llamaron la "bien hablada". Su familia, sin duda cristiana, debió vivir en alguna quinta de los alrededores de Barcelona, en Sarriá. Siendo aún muy niña oyó hablar a su madre del valor de la virginidad y un día oró ante Jesucristo a la vez que le decía: "Señor, si me quieres feliz, consiente que muera en la cruz como tu".
La "Passio o Leccionario Barcinonense" dice de ella: "que amaba a Cristo con toda su alma y que era para las otras doncellas de su edad norma cierta de salvación por el ejemplo de sus virtudes". San Ambrosio de Milán comentando su vida dijo: "Su devoción y arrojo era mayor de lo que suponía su edad, y su virtud sobrepasaba cuanto cabía esperar de su débil naturaleza"...
Al desatarse la persecución de Diocleciano y llegar a la ciudad el prefecto Daciano, se dijo a sí misma que la fe tenía que plantarle cara, abandonó de noche su casa, sin que lo supieran sus padres. Con 13 años (algún autor dice que tenía 25 años), tenía prisa en proclamar ante el siniestro Daciano: le aspetó su paganismo y su crueldad: “Juez inicuo, ¿de esta manera tan soberbia te atreves a sentarte para juzgar a los cristianos?”, Daciano le preguntó airado quién era, y ella contestó: "Soy Eulalia, sierva de Cristo, Rey de reyes y Señor de señores". Fue torturada cruelmente y ella sólo alababa a Dios, y ya muerta, su cuerpo desnudo expuesto en una cruz. La nieve caída la vistió de blanco símbolo de la pureza. Patrona de Barcelona. 
Antes que nada hay que aclarar que esta santa mártir ya no está inscripta en el Martirologio Romano en su última edición, ha sido retirada en el 2004... esto significa que el estado actual del conocimiento histórico arroja muy serias dudas sobre la existencia histórica de la santa, y más aun, la certeza está casi totalmente del lado de que esta persona no existió. Según parece, la aparición en la piedad de santa Eulalia de Barcelona no fue sino repetición en el ámbito local del culto más general de santa Eulalia de Mérida.
Pero si la cosa es así, ¿por qué la Iglesia la quita de su Calendario oficial, pero autoriza el culto local, lo que se llama "el calendario particular" (de una región, de un país, de una orden), etc? Pues precisamente porque del conocimiento histórico nunca existe el 100% que sí, pero tampoco el 100% que no, parece poco prudente, aunque se tenga la casi total certeza de que un personaje no ha existido, borrar todo aquello que ha dejado trazos en la historia, sobre todo en la historia de la piedad, en la "lex orandi".