14 de febrero de 2015

San VALENTÍN. (175 - d.273).

(Valia)
Bueno. Sano. Robusto. Que vale

Martirologio Romano: En Roma, en la vía Flaminia, cerca del puente Milvio, san Valentín, mártir

Se dice que era presbítero y médico en Roma. Valentín era famoso en toda la ciudad. Esta fama hizo que el emperador Claudio II se interesara por él. Y que a punto estuvo, después de varias entrevistas, de hacerse cristiano. Los magistrados romanos no podían permitir semejante cambio. De forma que Valentín se vio envuelto en la acción de los tribunales romanos, por su condición de cristiano.
Según la leyenda, en las cárceles socorrió a los cristianos y confesores que habían afirmado su fe delante de los jueces. Se le dio en custodia a un noble romano, Arterio, que tenía una hija ciega a la cual curó. La familia de ésta quiso pedir el bautismo, pero con esto, Valentín entró con más violencia en la rueda de su desgracia. La familia de Arterio se convirtió al cristianismo y murieron mártires, junto con el persa san Mario y su familia. Valentín, estuvo algunos días en la cárcel. Fue apaleado muchas veces. Al fin fue degollado fuera de la ciudad. Los cristianos enterraron su cuerpo cerca de la misma puerta Flaminia donde había muerto. 
Otra leyenda dice: san Valentín, nació en Terni. Valentín dedicó toda su vida a la comunidad cristiana que se había formado en la ciudad a cien kilómetros de Roma, donde arreciaba la persecución contra los seguidores de Jesús.
El eco de los clamorosos milagros realizados por el santo, llegó hasta Roma y se difundió pronto por todo el imperio, así fue que el Papa Feliciano lo consagró primer obispo de la ciudad de Terni, y todavía hoy conserva los restos mortales. Su nombre está siempre unido al amor por un episodio que en aquel tiempo fue muy clamoroso: cuenta la leyenda de hecho que san Valentín fue el primer religioso que celebró la unión entre un legionario pagano y una joven cristiana. Seguidamente fueron muchos que desearon su bendición. Durante el período de su vida pastoral fue muy amado por la población umbra. Durante las persecuciones cristianas san Valentín fue encarcelado y azotado en la vía Flaminia, lejos de la ciudad para evitar tumultos y represalias de parte de los fieles, y fue entonces martirizado. Al cuerpo del obispo de Terni se le dio sepultura apresuradamente en un cementerio al aire libre, colocado en la segunda milla de la vía Flaminia, a poca distancia de Roma. Más tarde tres fieles discípulos lograron desenterrar el cuerpo y llevarlo de nuevo a  la ciudad, llamada entonces Interamna para asignarle una sepultura digna para su veneración. 
Hay muchos hagiógrafos y calendarios que intenta desdoblar al presbítero del obispo, y hacer dos santos distintos, uno natural de Roma y el segundo natural de Terni, cuando en realidad, son dos leyendas distintas para un mismo santo.
La razón por la que es patrón de los enamorados no se sabe con certeza, aunque se dice que Claudio II había promulgado un edicto en el que prohibía contraer matrimonio a los soldados jóvenes para que así, libres de ataduras sentimentales, pudiesen dedicarse mejor a la guerra. Contraviniendo la orden, Valentín casó en secreto a cuantas parejas acudían a él. También se afirma que por estas fechas, en Europa central, era época de celo de las aves, y los novios se hacían regalos. Desde 1969 su culto se ha limitado a los calendarios locales.