14 de febrero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA



San Eleucadio de Rávena. M. 112. 
Difunto. Blanco
Martirologio Romano: En Rávena, de la Flaminia, san Eleucadio, obispo.
Griego de nacimiento, y fue educado en el conocimiento de la filosofía platónica. Lo convirtió san Apolinar de Rávena. Obispo de Rávena, sucediendo a san Aderito. Elegido obispo, continuó la obra de los primeros apóstoles de Ravena. 
Su muerte ocurrió un día 14 de febrero, y tradicionalmente se indica como año el 112, aunque la cronología no es segura. Fue inhumado fuera de los muros de Ravena, en un lugar en donde más tarde se construyó una iglesia. Después, se trasladó su cuerpo a la iglesia de San Miguel, en Pavía. 

teatro de Alejandría
San Basiano y 8 compañeros. s. III. 
(Basa, Bassa, Basso, Baso)
Bajo, gordo.
Martirologio Romano: En Alejandría de Egipto, conmemoración de los santos mártires Basiano, Tonión, Proto y Lucio, que fueron arrojados al mar; Cirión, presbítero, Agatón, exorcista, y Moisés, que quemaron vivos; y Dionisio y Ammonio, que entraron en la gloria eterna tras ser decapitados.
El estudio de Abel Della Costa nos informa que la noticia del Martirologio tal como la tenemos ahora proviene de una inscripción del “Martirologio Jeronimiano” (s. VI) que no da ninguna referencia acerca de en qué persecución dieron su testimonio estos mártires, y el carácter legendario de la passio mencionada impide llegar a una conclusión histórica inequívoca. Por eso nuestro Martirologio Romano actual les ha quitado las referencias de detalle que le había agregado el Cardenal Baronio en el primero Martirologio Romano (como por ejemplo que Bassiano era lector, referencias que por otra parte no se sabe de dónde las tomó), y queda como un grupo de mártires de fecha desconocida, en una ciudad, Alejandría, que pasó por todas las persecusiones, así que podrían ser de la de Decio (hacia el 250), como de la Diocleciano (hacia el 303), o cualquiera de las otras menores. No se sabe la fuente que usó el “Jeronimiano”, pero es un testigo lo suficientemente antiguo y riguroso como para considerar que la poca información que nos brinda es histórica.

Santa Fortunata. (c.182 - 200). 
Dichosa
Se sabe que fue una adolescente convertida al cristianismo y que vivía en Palestrina, cerca de Roma, su ciudad natal. Fue capturada por las milicias romanas, fue torturada y al final murió mártir.
Su cuerpo con un paño bañado en su sangre, fue enterrado en las catacumbas de Santa Ciriaca de Roma, donde permaneció hasta el 1790 que fueron consignadas al párroco de Baucina (Palermo, Sicilia) de donde es copatrona. Aunque no aparece en el actual Martirologio Romano, su nombre aparecía en ediciones precedente.

San Vital de Spoleto. s. I - III. 
Que tiene vida
Martirologio Romano: En la ciudad de Spoleto, en la Umbría, san Vital, mártir, santificado por la fe conservada y su imitación de Cristo.
Probablemente mártir en Roma, en la vía Ardeatina, a las afueras de Roma; no se sabe nada de él. Otros autores piensan que Vidal murió mártir en Spoleto. 
No hay noticias de detalle sobre este mártir. Solamente la inscripción en una lápida puesta por el obispo de Spoleto, Spes, cuando en las últimas décadas de ese siglo se encontró el sepulcro en el pueblo de Terzo della Pieve, distante unso 15 km de Spoleto. El mismo obispo dedicó al mártir un altar. En el «Sacramentario Gelasiano» antiguo y en la propia inscripción de la lápida san Vital es vinculado a la celebración de los santos Valentín y Felícula, por lo que se lo inscribe el 14 de febrero. Delehaye, interpretando la frase «imitación de Cristo» inscripta en la lápida, supone que el mártir murió crucificado.
cementerio de Pretextato

San Zenón de Roma. s. I - III. 
De mucho vigor. Divino. Sacerdote
Martirologio Romano: En Roma, en el cementerio de Pretextato, en la vía Apia, san Zenón, mártir.
Mártir en Roma. Antiguamente se le unía a san Vidal celebrado este día.  

Santa Alejandra de Egipto "la Reclusa". s. IV. (iglesia copta). 
Protectora de los hombres
Las noticias que tenemos de ella nos han llegado primero por Paladio de Elenopoli en la “Historia Lausiaca” y después por la matrona romana Melania la Joven, la cual parece que visitó a la reclusa.  
Nació en Alejandría de Egipto. En los primeros siglos de la Iglesia, hubo por parte de muchos cristianos la necesidad de hacer penitencia, para ello se retiraron a lugares aislados y practicaron penitencias o formas de hacerlas, que hoy en día podrían parecernos absurdas e inconcebibles. La santa que nos ocupa se hizo emparedar dejando una pequeña abertura para la introducción de la comida, confiada a las almas generosas, con ayunos más o menos forzosos. 
Desde su juventud se había enclaustrado es una especie de tumba, y vivió en estas condiciones durante diez años hasta su muerte, parece que era muy joven, presumiblemente tendría unos 30 años. Melania que la visitaba, nos dice que había dejado el mundo para huir de las tentaciones de un hombre, creyendo así salvar ambas almas.
El tiempo lo pasaba orando, trabajando y meditando sobre la vida de los patriarcas, profetas y mártires. En un Sinaxario se lee que Melania la Joven, le procuraba la comida y la bebida, vestida con una capucha de sierva y en esta obra de misericordia la extendía a otros penitentes del lugar. 

Santos Modestino, Florentino y Flaviano. M. 311. 
Modestino nació en Antioquía en el seno de una noble familia en el 245. En el 302 fue consagrado obispo de la ciudad y patriarca de la región de Antioquía. Con la persecución de Diocleciano (año 303), se retiró a un eremo en el monte Silpio, en el 310 regresó a su sede patriarcal. Predicó el Evangelio de Cristo y realizó numerosos milagros y curaciones. Fue arrestado y torturado, fue liberado de la prisión por sus fieles de la diócesis.
Junto con sus colaboradores el presbítero Florentino y el diácono Flaviano se marchó para Italia. Llegaron por vía marítima a Lorcri (en Calabría) donde predicaron el Evangelio, fueron arrestados y encarcelados en Sibari, según la tradición allí fueron liberados por el arcángel san Miguel.
Por mar llegaron a Puzuoli o Cuma y de aquí marcharon a Irpina, en el lugar de “Abellinum”donde predicaron las enseñanzas de Cristo. Modestino volvió a realizar milagros y curaciones. Aquí fueron arrestados, encarcelados y procesados por un enviado del emperador Majencio, y llevados luego al Pretorio donde sufrieron el martirio. 
Sus cuerpos fueron recogidos por los cristianos avellinates y sepultados. En 1220 fueron nombrados patronos principales de la ciudad y de la diócesis de Avellino por el obispo Ruggiero. El culto es local.

Santa Camila de Auxerre. M. c. 437. Virgen. (Ver) 3 de Marzo.