13 de febrero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:

santa Fusca

Santas Fusca y Maura. M. 250. 
(Fusca de Rávena). Fosco, oscuro, negro
(Maura de Rávena). Oscura
Mártires en Ravena. Fusca tenía 15 años cuando el emperador Decio ordenó la persecución. Su familia era pagana, pero ella sintió nacer en su corazón una extraña piedad. Se confió a su aya, llamada Maura, quien la animó. Las dos juntas se bautizaron. El padre se enfadó e intentó de imponer su autoridad, las denunció y fueron decapitadas. Maura está considerada el modelo de las nodrizas cristianas, pues no sólo dio leche sino que además alimentó con la leche de la vida eterna. 

Santa Juliana. s. III. 
Deseo del cielo.
En la passio de los santos mártires turineses Adventor, Solutor y Octavio de Turín, Juliana es presentada como una matrona cristiana de Ivrea que, al descubrir el cuerpo de Solutor en la orilla de Dora Riparia, lo transportó a Turín para colocarlo al lado de sus compañeros mártires en la ciudad, sobre el lugar hizo edificar una memoria donde también ella fue enterrada.
Los hagiógrafos medievales le atribuyeron otra historia: se dice que fue la educadora de san Gaudencio, futuro obispo de Novara que, según el relato tradicional de su vida, era natural de Ivrea. Ella, transmitió al pequeño Gaudencio las primeras enseñanzas de la doctrina cristiana sin que lo supieran sus padres que eran paganos.
Más allá de su existencia histórica, esta doble figura de Juliana constituye un reclamo sobre la importancia de la obra desarrollada por las mujeres en la difusión del cristianismo y en la formación de la conciencia cristiana desde los tiempos apostólicos.

San Castor de Aquitania. M. 302. 
(Castor de Coblenza. al.: Kastor von Koblenz).
Célibe. Virgen. Animal amizclado, oloroso
Martirologio Romano: En Karden, cerca del Mosa, en el territorio de Tréveris, san Cástor de Aquitania, presbítero y eremita.
Marmolista oriundo de Aquitania, que fue ordenado sacerdote en Tréveris por el obispo san Maximino y que habría evangelizado la región del Mosela donde fue martirizado. Fue inhumado en Karden, donde habría vivido como ermitaño junto con algunos discípulos, y sus restos trasladados a Coblenza de donde es patrón. Su culto se ha restringido a los calendarios locales. Tiene culto local.

San Benigno de Todi. M. 303. 
Bueno. Amable
Martirologio Romano: En Todi, ciudad de la Umbría, san Benigno, presbítero y mártir
Benigno pertenece a la innumerable multitud de víctimas de la última cruenta persecución anticristiana de Diocleciano y Maximiano, al comienzo del siglo IV. Los datos de este santo son muy escasos. Se sabe que nació y vivió en Todi (Italia), en donde fue ordenado sacerdote por su bondad y rectitud. Soportó valientemente la tortura y la muerte, y fue enterrado por manos piadosas a la orilla de un camino, en donde después se construyó un monasterio benedictino.
En 1904 se colocaron sus reliquias en el altar mayor de la iglesia de San Silvestre. El culto de este Santo no se ha difundido mucho; casi se lo recuerda sólo en Todi, su pueblo natal.

San Martiniano de Cesarea. (c.350 - 398). 
(Martiniano "el Ermitaño")
Martirologio Romano: En Atenas, en Grecia, san Martiniano, que había abrazado la vida eremítica cerca de Cesarea, en Palestina.
Nació en Cesarea de Palestina. Siendo todavía muy joven, Martiniano se instaló en el desierto cerca de Cesarea en Palestina. A su joven cuerpo lo atormentaban las pasiones carnales, su alma estaba turbada por las tentaciones diabólicas, pero Martiniano estaba venciéndolas con el ayuno, la oración y el trabajo.
Zoe, una mujer de mala reputación, intento seducirlo, pero en cambio fue convertida y se hizo monja en Belén; sobre esta historia hay muchas dudas. Murió en Atenas, porque abandonó su retiro anterior para que no le volvieran a tentar, y no ser reconocido.

iglesia de Saint-Just
San Esteban de Lyon. M. c. 512. 
(fr.: Etienne de Lyon). 
Corona. Coronado de laurel, victorioso.
Martirologio Romano: En Lyon, en la Galia, san Esteban, obispo.
23º Obispo de Lyon sucediendo a Rústico que lo nombró su sucesor cuando en el 494 tuvo que emprender una misión para el rey ostrogodo Teodorico. Trabajó con celo para convertir a los burgundios arrianos a la fe católica.  
No sabemos mucho de su episcopado, pero habla de él en terminos muy encomiásticos san Enodio de Pavía, quien fue su amigo, y se encomienda a sus oraciones en términos muy elogiosos. También san Avito de Vienne habla en una de sus cartas (XXIV) de san Esteban con admiración por la piedad y celo que desplegó en su ministerio, y lo evoca especialmente en relación a la conversión de un donatista. Cuando murió le sucedió san Vivenciolo, quizás hermano suyo. Está inhumado en la iglesia de Saint-Just de Lyon.

San Domnoc. M. 550. 
(Dominic, Modomnock).
Es un presunto descendiente de la familia real O'Neil. Fue discípulo de san David de Gales y después eremita en Tibraghny en Kilkenny. Algunos dicen que fue obispo y el que introdujo las abejas en Irlanda. 

abadía de Farfa
San Esteban de Rieti. M. c. 590. 
(it.: Stefano di Rieti).
Corona. Coronado de laurel, victorioso.
Martirologio Romano: En Rieti, en la región de Sabina, conmemoración de san Esteban, abad, varón de eximia paciencia, acerca del cual escribió san Gregorio I Magno, papa.
Abad benedictino del monasterio de Rieti. San Gregorio Magno lo describe como "ordinario en el hablar pero culto en la vida". Era un hombre de una gran paciencia.  
Esteban no poseían bienes de este mundo, ni tampoco deseaba tenerlos, contentándose pacientemente con lo que la Providencia dispusiera para él. Un año había cosechado grano para alimentarse él y sus discípulos en el monasterio todo el año, pero un hombre malvado les incendió el granero. Los discípulos esperaban una reacción de parte del santo, sin embargo Esteban no estaba preocupado por lo que él había perdido de bienes, sino por cuánto había perdido de alma su agresor. Su muerte extraordinaria rodeada de´ángeles es pura leyenda.
entierro de Sta. Etheldreda

San Huna de Ely. M. c. 690. 
(ing.: Huna of Thorney). 
Fue un monje inglés que vivió en el doble monasterio fundado por santa Etheldreda en la isla de Ely. Asistió a la santa fundadora en sus últimos momentos de vida terrena; luego se retiró a vivir como eremita en una pequeña isla de las Fens. Esta isla después será llamada Huneia en su honor. Sus reliquias fueron llevadas a la abadía de Thorney en Cambridgeshire.

Santos Aimonio y Vermundo Corio. M. c. 790.
(Aimo). Defiende la casa con la espada, del sajón
La tradición dice que eran hermanos, condes de Turbigo sul Ticino, donde fundaron el monasterio de San Víctor. Sorprendidos por un grupo de jabalíes, mientras cazaban en un lugar solitario, miraron hacia levante, donde más tarde surgirá la industriosa ciudad de Meda (diócesis de Milán) y donde edificaron una iglesia en honor de san Víctor, a la que unieron un monasterio femenino según la regla benedictina. 
Sepultados en aquella iglesia, sobre su tumba se obraron muchos milagros y donde surgió la fama de santidad de los dos fundadores, que todavía hoy perdura. 

catedral de Osnabrück
San Gosberto de Osnabrück. M. c. 874. 
(al.: Gauzbert von Osnabrück).
Martirologio Romano: En Osnabrück, de Sajonia, en Germania, san Gosberto, obispo de los suabos, que, habiendo sido desterrado por los paganos, asumió el gobierno de la citada iglesia de Osnabrück.
También se le llama Simón. Discípulo de san Oscar. Fue ordenado obispo misionero en el 832 por Ebbo de Reims y fue requerido por san Oscar para misionar entre los suabos en Suecia, donde llegó a tener la sede en Mälaren, cerca de Estocolmo. Pero por conflicto con los paganos de la región fue expulsado de aquel territorio en el 845, y por lo tanto luego fue elegido cuarto obispo de Osnabrück, Westfalia, Alemania. Tiene culto local.

San Guimera de Carcasona. M. 931. 
(Gimer, Guimerra, Gimier)
Martirologio Romano: En Carcassonne, en la Galia Narbonense, san Guimera, obispo.
Obispo de Carcasona de 902 a 931. Se le conoce por su caridad con los pobres. Su infancia fue ilustrada por el milagro del pan. Tenía la costumbre de coger el pan que hacía su madre, lo que la ponía furiosa. Hasta el día en que su madre vio como creció milagrosamente la cantidad de pan que acababa de amasar. 
La tradición cuenta que vendió los bienes que heredó de sus padres, y distribuyó el dinero entre los pobres. Obispo reformador, asiste al concilio de Narbona celebrado en Barcelona en 906, en los de Saint-Thibery, Maguelone y Fontcouverte. San Gimer trasladó su sede episcopal de la iglesia de Santa María del San Salvador a la iglesia de San Nazario y San Celsio. Fue enterrado en la catedral que lleva su nombre. Nunca ha sido olvidado por los habitantes de Carcasona que incluso le dedicaron una canción. Tiene culto local. 

Beato Ángel Tancredi de Rieti. M. 1258. 
(it.: Angelo Tancredi da Rieti).
Enviado de Dios. Mensajero. Menguante
Nació en Rieti. Fue uno de los primeros discípulos de san Francisco de Asís y por tanto uno de los primeros 12 franciscanos. Fue un noble caballero, el primer caballero en unirse a san Francisco. En el 1223 trabajaba en Roma, al servicio del cardenal de la Santa Cruz de Jerusalén, León Brancaleone. Francisco llegó al palacio del cardenal, pensando en quedarse algunos días, durante su último viaje a Roma, cuando el papa Honorio III aprobó la nueva Regla. Ángel preparó un cuarto para san Francisco en una torre solitaria, pero san Francisco se quedó sólo una noche, porque los demonios le torturaron. Junto a los beatos Bernardo de Quintavalle, León de Asís y Rufino, Ángel permaneció al lado de Francisco durante los dos últimos años de su vida.
En aquel tiempo, Francisco estaba gravemente enfermo, y Ángel le cuidó como su “compañero y guardián”. Mientras el santo de Asís se estaba muriendo, Ángel y el beato León lo confortaban cantándole “El Canto de las Criaturas”. Se dice que era un hombre muy cortés. Junto a León y Rufino escribieron la célebre “Leyenda de los tres compañeros”. Fue sepultado junto a san Francisco en la cripta de la basílica de San Francisco en Asís.

San Pablo Liu Hanzuo. (c.1780 - c.1818). 
(Pablo Lieou-Han-Tso).
Pequeño, débil. El que descansa
Martirologio Romano: En la localidad de Dongjaochang, cerca de la ciudad de Lezhi, en la provincia de Sechuan, en China, san Pablo Liu Hanzuo, presbítero y mártir, estrangulado por ser cristiano.
Nació en Lo-Tche-Hien, (China), en el seno de una familia cristiana. En su juventud, trabajó como pastor y hasta que ingresó en el seminario y fue ordenado sacerdote con 30 años. Se le encomendaron sucesivamente los distritos de Sin-Tou y Te-Yang, ambos en las orillas del río Yang-Tse. 
Estaba el día de la Asunción, de 1817, celebrando misa cuando lo apresaron a causa de la delación de un mal cristiano. Él pidió permiso para que le permitieran terminar la misa y luego se entregó pacíficamente, fue detenido junto con su criado y fueron encadenados. Conducido a la cárcel, fue azotado con tiras de cuero, y le fue ofrecida la libertad, si pagaba un fuerte rescate, pero no pudo reunir ese dinero.
Entonces fue enviado al mandarín, que, conocido el caso y que se trataba de un sacerdote cristiano, dio la orden de ejecución por estrangulamiento, orden que se cumplió en la plaza pública del pueblo. Murió en Tog-kiao-Tchang. Juan Pablo II lo canonizó el 1 de octubre de 2000 con los otros mártires de China.