12 de febrero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Damián de África. s. III-IV. 
(Damiano de África).
Manso. Mano de Dios. Domador
Los bolandistas distinguen dos santos en esta festividad, un soldado mártir en África, probablemente en Alejandría, y que la leyenda le hace padre de santos Amonio y Modesto y san Damián de Roma. Es un mártir romano encontrado en las catacumbas de Calipodio y cuyos restos fueron enviados a Fara Novarese en Italia y que ahora es uno de sus copatronos. Delhaye lo relaciona con el mártir médico san Cosme, porque el emperador Justiniano, dedicó una basílica de estos dos santos el día 12 de febrero. Según estos restos parece que era un soldado romano. Copatrón de Fara Novarese (Novara, Italia) que celebra su festividd el 12 de febrero porque fue el día de la traslación de sus reliquias.

San Benito Revelli. M. c. 900.
(Benedicto Revelli)
Bendecido. Decir bien de alguien
Nació en un pueblo de la costa ligur (Italia) no identificado. Parece que fue monje benedictino de Santa María delle Fonte, y vivió durante algún tiempo, junto con otros eremitas, en la soledad de la isla Gallinara, que está frente la ciudad de Albenga. En el 870, fue elegido obispo de Albenga. De su episcopado sólo sabemos que fue largo y lleno de curaciones milagrosas. Murió lejos de su sede, durante un viaje a Génova. Su cuerpo está enterrado en la iglesia de Santa Maria de Fontibus en Albenga. 

San Ludano. M. c. 1202. 
(Luden, Loudain. fr. y al.: Ludan).
Martirologio Romano: En el lugar de Northeim, en Alsacia, junto al río Ill, san Ludano, oriundo de Escocia, que descansó en el Señor mientras peregrinaba al sepulcro de los santos apóstoles.
Era hijo de un señor de la nobleza escocesa, el duque de Hildebold, al recibir la herencia paterna fundó un hospital. Se dice que se hizo peregrino, y que visitó Santiago de Compostela, las tumbas de san Pedro y san Pablo en Roma, y que murió en el camino, en Northeim, Alsacia, mientras regresaba de Jerusalén, después de visitar el Santo Sepulcro. Se recostó, agotado, bajo un árbol de tilo, cerca de la aldea de Nartz (hoy Nordhouse) y allí murió.
Tal como lo cuenta la tradición oral, y como se plasma en un mural del siglo XVIII en el coro de la iglesia de San Ludano, un ángel descendió del cielo y le dio, en la soledad nevada, el Santo Viático, el cuerpo de Cristo resucitado. Entonces, según la antigua tradición, las campanas de las iglesias que rodean el lugar comenzaron espontáneamente a moverse y sonar. En el lugar de su muerte nació en pueblo de Saint Ludan. Sus restos descansan en la iglesia parroquial de Hipsheim. Tiene culto local.