23 de febrero de 2015

Beato VICENTE FRELICHOWSKI. (1913-1945).


(Esteban Vicente Frelichowski. pol.: Stefan Wincenty Frelichowski).
El que vence

Martirologio Romano: En el campo de concentración de Dachau, cercano a la ciudad de Munich, en Alemania, beato Vicente Frelichowski, presbítero, que durante la guerra, encarcelado en varias prisiones, nunca decayó en la fe ni en su misión pastoral. Atendiendo a compañeros enfermos, también él enfermó y, tras muchos sufrimientos, llegó a la posesión de la paz eterna.

Nació en Chelmiza. En 1927 ingresó en el Movimiento Scout y muy pronto aprendió todas las virtudes típicas del mismo, singularmente su espíritu de solidaridad y compañerismo. Estudió en el seminario de Pelplin y fue ordenado sacerdote en 1937. Durante un año fue capellán y secretario del obispo diocesano y, en 1938, se le envió a la parroquia de la Santísima Virgen María de Torum, como vicario y capellán de los scouts. 
En este destino se granjeó muy pronto la confianza de todos, mayores y jóvenes, singularmente de éstos, que lo querían y seguían. Con la llegada de la guerra, fue arrestado por los alemanes en 1939. Al día siguiente los demás sacerdotes fueron liberados, pero a Esteban se le retuvo, seguramente por constar su influencia sobre la juventud. Estuvo en tres campos de concentración: Stuhoff, Sachsenhausen y Dachau. En ellos se entregó a servir y hacer el bien a los demás presos, lo mismo en lo espiritual que lo material, hasta el límite de sus posibilidades, y sin excluir a nadie ni por nacionalidad ni por religión. En 1944 llegaron al campo de Dachau muchos prisioneros nuevos, entre ellos numerosos enfermos. Uno de los barracones se destinó a enfermos de tifus. Era muy arriesgado acudir allí a prestar servicios, pero Esteban se entregó a atenderlos sin miedo a las consecuencias. Contagiado, pago su caridad con su vida. 
Fue beatificado por Juan Pablo II el 7 de junio de 1999, en Polonia, pero una semana antes de la beatificación de los 108 mártires polacos del régimen nazi. Aunque el elogio del Martirologio Romano no nombra la palabra «mártir», está beatificado como tal, según puede verse en el decreto correspondiente (cfr. AAS 91 -1999- pág. 992). Patrón de los scouts polacos.