27 de febrero de 2015

Beata MARÍA DE JESÚS DELUIL MARTINY. (1841-1884).

(fr.: Marie de Jésus Deluil-Martiny).

Martirologio Romano: En Marsella, en Francia, beata María de Jesús Deluil Martiny, virgen, que fundó la Congregación de la Hijas del Corazón de Jesús y, herida de muerte por un sedicioso, concluyó su vida derramando su sangre en íntima unión con la Pasión de Cristo.

Se llamaba Marie Deluil-Martiny. Nació en Marsella. Fue educada cristianamente por sus padres. A los 17 años, terminados sus estudios superiores, descubrió su vocación religiosa. Pidió consejo a san Juan Bautista María Vianney, quién le anunció dificultades en la realización de su vocación. Rechazó el matrimonio que le imponían sus padres y se vio cada vez más comprometida con la muerte sucesiva de sus cuatro hermanos.
A pesar de sus dificultades, se dedicó a las obras de caridad y a la propagación de la devoción del Sagrado Corazón de Jesús. Se confió a la dirección del jesuita Jean Calage, e hizo voto de virginidad perpetua. Mediante varias revelaciones interiores de Cristo descubrió que su vocación era: hacer de su vida una inmolación unida a la inmolación de Jesús en la Eucaristía. Jesús desea una obra: la adoración a la Santísima Trinidad a través de su Corazón eucarístico. Todos pueden pertenecer a esta obra de inmolación, unidos a María como modelo. 
Fundó en Bélgica, en 1873, la Congregación de las Hijas del Corazón de Jesús, a instancias de monseñor Van der Berger y su director espiritual. Nació una obra contemplativa bajo la regla de san Ignacio pero con la variante claustral. Ofreció, al papa León XIII, su vida por sus intenciones, y fue aceptada. Murió asesinada por el jardinero del convento, por odio a la religión, en Servianne (Marsella). Antes de morir dijo: "lo perdono... ¡por la Obra! ¡por la Obra!". Fue beatificada por SS Juan Pablo II el 22 de octubre de 1989.