23 de enero de 2015

San ILDEFONSO DE TOLEDO. (c.607 - c.667).


(Adalfonso, Hildefonso).
Guerrero noble. Dichoso,  feliz

Martirologio Romano: En la ciudad de Toledo, en la Hispania Tarraconensis (hoy España), san Ildefonso, que fue monje y rector de su cenobio, y después elegido obispo. Autor fecundo de libros y de textos litúrgicos, se distinguió por su gran devoción hacia la santísima Virgen María, Madre de Dios.


Se piensa que nació en Agalia (Toledo) en el seno de una noble familia. Su tío, san Eugenio, arzobispo de Toledo, le envió a estudiar a Sevilla, donde fue discípulo de santos Fulgencio de Écija e Isidoro de Sevilla, aunque hay autores que afirman que esto forma parte de la leyenda. Después de 12 años de estudios en Sevilla regresó a Toledo, y comunicó a sus padres su interés en hacerse monje, con la oposición de su padre, tuvo que abandonar su casa, e ingresó en los benedictinos del convento de Santos Cosme y Damián de Agali, y elegido abad y como tal asistió a los concilios VIII y IX de Toledo. 
Fue ordenado diácono por san Eladio de Toledo en el 630. Cuando murió su tío, a pesar de su resistencia, fue designado obispo de Toledo en el 657 por el rey godo Recesvinto. Fue siempre un gran padre y celoso Pastor... Trabajó con gran celo por extender la fe y buenas costumbres entre el clero y los fieles. Fue un hombre temeroso de Dios, lleno de piedad, venerable por su honestidad de vida, de paciencia singular, y grande en sabiduría, así lo describió san Julián en su "Elogio".
Es llamado "Doctor de la Virginidad de María" por su principal obra teológica: "La Virginidad perpetua de María", que será el primer libro que sobre esta materia se escribió en España. Un obispo de su tiempo le escribía así: "Doy gracias a Dios porque ha tocado con su fuego la entrada de tu boca y ha iluminado con su luz tu corazón". Su fama se debe a la tradición que supone que María, rodeada de ángeles, bajó a sentarse en su sede episcopal para hacerle entrega de una casulla como muestra de gratitud diciéndole “Tú eres mi capellán”. 
Fue un escritor prolífico, además del libro arriba señalado escribió: "Libro de descripción de las propias miserias", de carácter autobiográfico; "Manual sobre las propiedades de las personas de la Trinidad"; "Anotaciones sobre el oficio diario", sobre los sacramentos y sobre los objetos sagrados; "Liber de cognitione baptismi"; "De progressu spiritualis deserti". "De viris illustribus"; "Epístolas"; "Textos litúrgicos": misas, himnos y sermones; composiciones en prosa y en verso, epígramas, epitafios, trabajos ocasionales. Murió en Toledo, aunque su cuerpo fue trasladado a Zamora durante la Reconquista. Patrón de Toledo. MEMORIA LITÚRGICA en España.