16 de enero de 2015

San HONORATO DE ARLES. (c.350/65 - c.429).


(fr.: Honorat d’Arles). 
Honrado.

Martirologio Romano: En Arlés, ciudad de la Provenza, en la Galia (hoy Francia), san Honorato, obispo, que estableció el célebre monasterio en la isla de Lérins y después aceptó regir la sede de Arlés.


Nació probablemente en Lorena o Borgoña, en el seno de una familia romana de rango consular; de joven renunció al paganismo, junto a su hermano san Venancio y quisieron hacerse monjes pero su padre se opuso a ello, hasta que con la ayuda de san Caprasio marcharon a Oriente para estudiar los principios de la vida monástica. Su hermano murió felizmente en Menthon. Volvió a su tierra y todo su afán fue llevar una vida solitaria, de ermitaño consagrado en Provenza en la “Gruta” de Agay, sobre la costa de Esterel, pero buscando mayor soledad descubrió las islas de Lerins, frente a Cannes, y se instaló en una de ellas, que recibió el nombre de Saint Honorat.  
En unión con san Caprasio, fundó el monasterio de Lerins, en el 410, bajo la regla de san Pacomio; la comunidad creció y fue un semillero de santos, teólogos y obispos, a la vez que un foco de cultura. Entre los santos que estuvieron en Lerins destacamos a san Hilario de Arles, que era su pariente; san Vicente de Lerins, san Cesáreo de Arles; así se convirtió en el precursor de la vida monástica de las Galias. En el 410, Roma fue saqueada por Alarico, parecía como si el mundo cristiano sucumbiera, pero allí estaba Honorato, fundando un monasterio en su isla que iba a sostener la luz de la fe en occidente. Al ver la apacible alegría de los monjes, los escritores religiosos creyeron hallarse ante un ejército de ángeles en reposo. De Honorato se dice que para pintar la caridad habría que darle su rostro. Fue elegido obispo de Arles, en el 426, a pesar de su oposición, pero sus fuerzas, debilitadas por la dura vida ascética, sólo le permitieron ejercer esta función durante cuatro años. Después falleció rodeado de sus discípulos.