21 de enero de 2015

San ALBANO ROE y Beato TOMÁS GREEN. M. 1642.


(Bartolomé Albano Roe). Claro.
(Tomás Reynolds). Gemelo.

Martirologio Romano: También en Londres, en Inglaterra, san Albano Roe, de la Orden de San Benito, y beato Tomás Green, ambos presbíteros y mártires, los cuales, ya ancianos, durante el reinado de Carlos I dieron su vida por Cristo al ser ahorcados en Tyburn, después de haber pasado en la cárcel diecisiete años el primero y catorce el segundo.

Albano Roe nació en Suffolk e hijo de protestantes; estudió en Cambridge. Fue convertido al catolicismo por las respuestas de un encarcelado católico que él quería convertir al anglicanismo. Dejó su patria y se licenció en Teología en el Colegio Inglés de Douai en Francia. En 1612, ingresó en el monasterio benedictino de Dieuleward (ahora Ampleforth) con el nombre de Albano y fue ordenado sacerdote. 
De regreso a su patria, fue pronto arrestado. Después de cinco años preso, fue liberado en 1623 gracias a la mediación del embajador de España, pero fue exiliado. No se dio por vencido, y después de pocos meses regresó a Inglaterra. Fue traicionado y por tanto, fue nuevamente encarcelado, donde ejercitó su ministerio sacerdotal entre sus compañeros de desventuras. Después de algún tiempo se le concedió el permiso para salir libremente de prisión, y él lo aprovechó para seguir con el apostolado. Fue descubierto y condenado a muerte. Mártir en Tyburn, Londres. En el monasterio de Downside se conserva un paño mojado con su sangre. Fue canonizado el 25 de octubre de 1970 por el Papa Pablo VI.

Tomás Green (1563-1642). Nació en Oxford, con el apellido Green. Estudió en Saint Mary’s Hall y en el Grey’s Inn y de continuarlos en Grimsby. Estudió para ser sacerdote en Reims, 1587 a 1590, que pasó a Valladolid y Sevilla en 1591; recibió la ordenación en 1592.
 Regresó a Inglaterra y donde trabajó durante casi 50 años. Durante este tiempo, en 1606 fue apresado y exiliado. Secretamente volvió hasta que fue detenido definitivamente en 1628. Fueron muy abundantes las conversiones que logró de los anglicanos y multitud de fieles católicos a los que sostuvo en la fe. 
Preso y juzgado fue condenado a muerte, pero la reina Enriqueta logró que su esposo el rey Carlos I suspendiera la sentencia, y así Tomás pasó en la cárcel 14 años en Newgate. Cuando el parlamente den 1642 urgió al rey que no fuera blando con los sacerdotes católicos, se decidió la muerte de todos los que habían sido condenados. Tenía unos 80 años cuando fue ahorcado y descuartizado en Tyburn, Londres, junto a Albano Roe, benedictino. Ambos rezaron  públicamente por el rey antes de ser ahorcados, y recitaron el Miserere, despidiéndose ambos cortésmente de la multitud que estaba presente. Su beatificación fue en 1929, con el papa Pío XI.