2 de enero de 2015

San ADALARDO DE CORBIE. (752-827).


(Adalhard, Adalaro, Adelardo, Adelhard, Alard, Alardo. fr.: Adélard de Corbie).

Martirologio Romano: En el monasterio de Corbie, en la Galia Ambianense, san Adalardo, abad, que dispuso las cosas para que todos tuviesen lo necesario, de modo que nadie abundase en lo superfluo o pereciese por la miseria, y así dieran alabanza a Dios.

Nació en Huysse, cerca de Audenarde. Nieto de Carlos Martel. El recibió una buena educación en el Colegio Palatino en la Corte de Carlomagno, y mientras aún muy joven fue hecho Conde del Palacio. Los altos y bajos de su carrera política pertenecen a la historia general. Cambió en el 773, su vida en la Corte por la vida benedictina, donde fue jardinero. Para estar más apartado, el fue a Montecasino (abadía en Italia), pero le fue ordenado por Carlomagno regresar a Corbie, donde el fue elegido abad. Al mismo tiempo Carlomagno lo hizo primer ministro de su hijo Pipino, que era rey de Italia. 
Cuando en el año 814, Bernardo, hijo de Pipino, aspiró después la corona real, Luis el Debonnaire sospechó de Adalardo de estar en simpatía con Bernardo y lo desterró al convento de Saint Philibert Hermoutier (monasterio benedictino), el moderno Noirmoutier, en la isla del mismo nombre. Después de siete años Louis el Debonnaire reconoció su error he hizo a Adalardo uno de sus consejeros principales. 
En el año 822 Adalardo y su hermano Wala fundaron un monasterio en Westfalia, con el nombre de Corbey una Nueva Corbie, filial de la abadía de Picardía, de donde fue abad. Murió de fiebre. Se caracterizó por su caridad. Adalardo es honrado como patrón de muchas iglesias y ciudades en Francia y a lo largo del bajo Rhin.  Fue canonizado por el papa Juan XIX en 1024.