25 de enero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Ananías de Damasco. s. I.
Compasivo, el Señor ten piedad
Martirologio Romano: Conmemoración de san Ananías, discípulo del Señor, que bautizó a Pablo en Damasco después de su conversión
Cristiano de Damasco, del que se nos cuenta en (At 22,12) que era «hombre piadoso según la Ley, bien acreditado por todos los judíos que habitaban allí»; que bautizó a san Pablo y le curó de la ceguera (At 9 10-18); Sabemos que tuvo dudas y vacilaciones sobre la desconcertante orden divina de recibir en la Iglesia al perseguidor de los cristianos, dudas que Ananías expuso al propio Dios con la sinceridad de un auténtico creyente (Hech 9,10ss).
 San Agustín afirma que Ananías era sacerdote, y que, según la tradición, evangelizó en Damasco, de donde fue su primer obispo, Eleutherópolsi y otras ciudades. Se lo identifica también con uno de los 70 discípulos mencionados por Lucas, y por lo tanto discípulo directo del Señor. Según la tradición, en tiempo del juez Licinio fue azotado y despedazado con nervios, y últimamente apedreado consumó el martirio.
El Martirologio actual lo inscribe el 25 de enero, junto a la conversión de san Pablo, siguiendo la tradición de Occidente desde el “Martirologio de Usuardo”, ya que las «actas» griegas, y los sinaxarios y menologios orientales lo inscriben el 10 de octubre. En Damasco se conserva una capilla subterránea, construida sobre la supuesta casa en la que Ananías bautizó al Apóstol de los Gentiles.

San Agileo. M. c. 300.  
Martirologio Romano: En Cartago, ciudad de África (hoy en Túnez), san Agileo, mártir, del cual, en el aniversario de su muerte y en su basílica, san Agustín predicó ante el pueblo
Mártir en Cartago. Fue muy venerado en la Iglesia latina, especialmente en África. Existió un sermón de san Agustín en su honor, pero que hoy se ha perdido. Lo único cierto que sabemos de él, es que realmente fue un mártir del Norte de África cuya existencia no ofrece dudas.

San ArtemasM. c. 304. 
(Artemio de Pozzoles).
Referente a Artemis o Diana.
Martirologio Romano: En Pozzuoli, en la región de la Campania (hoy Italia), san Artemas, mártir.
Parece que era un muchacho de Puzzuoli que fue martirizado a golpe de estiletes de sus compañeros de escuela durante la persecución de Diocleciano; pero parece que toda esta historia sea una leyenda. 
Otra leyenda dice que fue condenado por el emperador Juliano a ser aplastado sobre una piedra cortada en dos trozos cuya parte superior dejaron caer sobre él, pero se reincorporó intacto. Patrón de Pozzuoli. Tiene culto local.

San Popón de Stavelot. (978-1048).  
(Padpón, Popio, Poppone, Ponón. fr.: Poppon de Stavelot).
Martirologio Romano: En Marchiennes, en Flandes (hoy Bélgica), san Popón, abad de los monasterios de Stavelot y Malmedy, que difundió en muchos monasterios de Lotaringia la observancia de Cluny.
Nació en Flandes, primero fue militar y llevó una vida alegre; luego hizo una peregrinación de penitencia a Jerusalén y Roma; a su regreso en 1006, se hizo benedictino en el monasterio de Saint-Thierry en Reims. Dos años más tarde se trasladó a la abadía de Saint-Vannes y ayudó a san Ricardo de Saint-Vanne a establecer la disciplina monástica; poco después fue nombrado prior de la abadía de Saint-Vaast en Arras y pronto su fama llegó a oídos del emperador san Enrique II; que le nombró uno de sus consejeros más fieles. En el 1021 le nombró abad de la abadía Stavelot-Malmédy, que él mismo había fundado, y pronto el renacimiento monástico que predicó se propagó por todas las antiguas abadías de la Lotaringia. Gobernó todas estas casas como si fuera un superior general. Murió en la abadía de Marchiennes. 

Beato Guardafato de Belforte Piceno. (c.1360-1425). 
(it.: Guardato di Belforte Piceno).
Parece que nació en Visso, probablemente en el seno de la noble familia de los Riguardati, originaria de Nursia. Atraído desde su adolescencia a la vida solitaria y a la penitencia, ingresó en el 1375, en la Orden de los Apóstoles en Recanati. Fue enviado a Visso y en esta ciudad habría fundado un convento con una iglesia (actualmente iglesia de la Concepción). Murió en Belforte del Chienti, mientras se encontraba de viaje en Recanati. 
La urna con su cuerpo se conserva bajo el altar de Nuestra Señora de la iglesia de San Eustaquio del pueblo de Belforte de donde es patrón. Tiene culto local.

Beato Antonio Migliorati. (1355-1450). 
(Antonio de Amándola).
Floreciente. El defensor, el enemigo de los burros
Martirologio Romano: En la ciudad de Amándola, del Piceno (hoy Italia), beato Antonio Migliorati, presbítero de la Orden de los Eremitas de San Agustín
Nació en Amándola (Italia), en el seno de una familia de humildes campesinos. Su padre se llamaba Simpliciano Migliorati. La fama de santidad de san Nicolás de Tolentino le indujo a solicitar la entrada entre los agustinos de su pueblo natal, en donde fue ordenado sacerdote. Después de haber vivido cerca de doce años en el convento de Tolentino, la obediencia lo envió por algún tiempo al de la ciudad de Bari, y, ya a principios del siglo XV, al de Amándola (Áscoli Piceno). Nombrado superior del pequeño convento allí existente, lo hizo ampliar, dando además inicio junto a él a la construcción de una nueva iglesia. La muerte, le impediría verla concluida.
La veneración que había suscitado en vida no disminuyó con la muerte. El pueblo de Amandola lo ha venerado desde su muerte, y celebrado su «dies natalis». El 11 de julio de 1759 Clemente XIII inscribió a Antonio en el número de los beatos, reconociendo su culto «ab inmemoriabili», y el 20 de abril de 1890 León XIII concedió indulgencia plenaria a quienes visitan el santuario. En 1798 la soldadesca revolucionaria sacó Antonio de la urna en que yacía y profanó sus restos. En 1899 su cabeza fue aureolada con una corona de oro.

Beato Antonio Swiadek. (1909-1945). 
(pol.: Antoni Swiadek).
Floreciente. El defensor, el enemigo de los burros
Martirologio Romano: En el campo de concentración de Dachau, cercano a la ciudad de Munich, en Alemania, beato Antonio Swiadek, presbítero y mártir, que en tiempo de guerra, por defender la fe ante quienes seguían doctrinas que negaban la dignidad humana y cristiana, adquirió una corona inmarcesible.
Nació en Pobiedziska, en el seno de una familia numerosa. Estudió en el seminario de Gniezno-Poznan, superando dificultades de índole económica. Fue ordenado sacerdote en 1933. Fue vicepárroco de la colegiata de Bydgoszc, hasta que el obispo lo pasó al barrio de Sierniczek con el encargo de organizar una nueva parroquia y promover la construcción de su iglesia.
Al declararse la guerra mundial se ofreció como capellán militar, pero en cuanto el ejército polaco capituló volvió a su parroquia y pudo continuar su labor pastoral hasta que en 1942, los nazis lo arrestaron por una denuncia. Estuvo detenido en la cárcel de su ciudad, y luego fue enviado al campo de concentración de Dachau, donde padeció muchas miserias, soportándolas con paciencia y fortaleza y a causa de las cuales murió. Con sus compañeros de la persecución nazi lo beatificó el papa Juan Pablo II el 13 de junio de 1999.

San Gregorio Nacianceno. (c.329 - c.390). Padre y Doctor de la Iglesia. Obispo de Nacianzo.
Martirologio Romano: En la ciudad de Nacianzo, de la región de Capadocia, muerte de san Gregorio, obispo, cuya memoria se celebra el día dos de enero. (Ver) 2 de enero.