24 de enero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Feliciano de Foligno. M. 251. 
Anciano feliz
Martirologio Romano: En Foligno, ciudad de la Umbría (hoy Italia), san Feliciano, a quien se considera el primer obispo de esta región.
Natural de Foligno en época del emperador Giordano. Fue enviado por sus padres a Roma, para que estudiase. Allí el papa san Eleuterio, lo ordenó sacerdote y lo recomendó al archidiácono Víctor. Marchó a su ciudad natal para iniciar una obra misionera de conversión de sus paisanos, y allí fue nombrado primer obispo de Foligno, por el papa san Víctor I. Si hemos de creer a sus biografías, el «pallium»  se empleó por primera vez en la consagración episcopal de nuestro santo, ya que el Papa le concedió el privilegio de llevar sobre los hombros «una capa de lana». El texto relaciona con este hecho el origen del poder para consagrar obispos fuera de Roma.
Su obra apostólica fue intensa, y así convirtió a santa Mesalina que escuchaba el catecismo que él predicaba. Durante la persecución de Decio fue apresado y torturado cuando contaba 94 años y conducido a Roma, pero murió en el camino debilitado a causa de los malos tratos que había recibido en prisión. Sus reliquias están en Metz. Patrón de Foligno.

San Sabiniano de Troyes. M. 275.
(fr.: Savinien de Rilly). 
Aquel que es del pueblo de las sabinas.
Martirologio Romano: En la región de Troyes, en la Galia Lugdunense (hoy Francia), san Sabiniano, mártir.
La tradición dice que era de Samos, y en las persecuciones huyó a la Galia junto a su hermana santa Sabrina. La diócesis de Troyes lo venera como primer apóstol y mártir de la ciudad del mismo nombre. 
 Su conversión al cristianismo fue gracias a que leyó la Biblia, y luego se dirigió a Galia para predicar el Evangelio. Sin embargo, el emperador Aureliano ordenó su captura ante las numerosas conversiones de romanos y paganos por obra de san Sabiniano. 
 Tras una serie de incidentes milagrosos, como por ejemplo el de que el fuego no le consumió y que las flechas no le atravesaron, fue finalmente decapitado por la espada. Murieron mártires en Troyes.  

Santa Xenia. s. V.
(Eusebia de Milasa).
Devota
De san Eusebia de Milasa hay pocas noticias y su Vita está llena de elementos legendarios, provenientes de fuentes mitológicas.
Nació en Roma, cristiana convencida, quiso dedicar su virginidad a Dios, por lo que rechazó los matrimonios que se le proponían. Pasó su vida en Milasa, en Caria, antigua región sudoriental de Asia Menor, colonia griega. Allí vivió bajo el nombre de Xenia y un milagro que realizó, confirmó su santidad entre la población. 
Todas las demás noticias que nos han llegado son puras leyendas y se encuentran en la “Bibliotheca Hagiographica Graeca”, 3 vol. 3ª edición en Bruselas. 1957, en griego y en francés. El nombre de Xenia es por el que es más conocida en el Oriente cristiano y en los países ortodoxos.