14 de enero de 2015

OTROS SANTOS DEL DÍA:



San Glicerio. M. c. 300. 
(Clero)
Dulce, agradable
Martirologio Romano: En Antioquía de Siria (hoy Turquía), san Glicerio, diácono y mártir.
Diácono que sufrió el martirio en Antioquía de Siria (hoy en Turquía), después de ser atormentado de forma muy cruel durante la persecución de Diocleciano. 

Santa Macrina "la Vieja". M. c. 304.  
Más bien alta
Es la abuela paterna de santos Basilio el Grande y Gregorio de Nisa. En su juventud tuvo como guía espiritual a san Gregorio "el Taumaturgo", y durante las persecuciones de Diocleciano, ella y su marido fueron obligados a esconderse durante más de siete años en la orilla del mar Negro; más tarde, bajo el imperio de Licinio, soportaron muchos sufrimientos, pero siempre salieron adelante y educaron una de las más santas familias de Capadocia.

Santos Mártires del Monte Sinaí y Raiti. M. c. 380. 
Martirologio Romano: Conmemoración de los santos monjes que en Raiti y en el monte Sinaí fueron ejecutados por su fe en Cristo
Es un grupo de monjes de monte Sinaí que fueron masacrados por bandidos beduinos. El antiguo Martirologio conmemora en el mismo día un grupo más numerosos de ermitaños, entre 40 y 43, también asesinados por los beduinos en el cercano desierto de Raithu.
La historia es transmitida en un relato tradicional atribuido al monje san Nilo el Sinaíta, que escapó de la matanza. La fecha del 14 de enero proviene de los sinaxarios orientales.
El 22 de diciembre, el Martirologio Romano, también conmemor el martirio de 43 monjes del desierto de Raiti o Raithu que fueron masacrados por los etíopes en el 510.

San Fermín de Mende. M. 402. 
"l'enfeu" de san Fermín
(fr.: Firmin)
Constante y solido. Firme en la fe
Martirologio Romano: En Mende (Gévaudan), en la Provenza, san Fermín, obispo.
La tradición afirma que san Fermín fue obispo de Mende, y que fue sucesor de san Privato de Mende, el fundador de la sede. En tiempos de los emperadores Valeriano y Galieno murió por la fe a manos de Croco, jefe de de una horda de alamanes. 
Los antiguos libros litúrgicos y calendarios de la diócesis de Gévaudan, mencionan su culto el 14 de enero y que murió en Banassac. La restauración de la iglesia de Banassac sacó a la luz “l’enfeu” de san Fermín, esto es el lugar donde fue depositado su cuerpo. No se ha conservado otros detalles de su vida. Su nombre es confundido a veces con el de san Fermín de Amiens o de Pamplona, de quien algunos piensan que es un duplicado, aunque no es el criterio del Martirologio Romano. Tiene culto local.