25 de enero de 2015

LA CONVERSIÓN DE SAN PABLO.


Martirologio Romano: Fiesta de la Conversión de san Pablo apóstol. Viajando hacia Damasco, cuando aún maquinaba amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, el mismo Jesús glorioso se le reveló en el camino, eligiéndole para que, lleno del Espíritu Santo, anunciase el Evangelio de la salvación a los gentiles. Sufrió muchas dificultades a causa del nombre de Cristo.


Esta fiesta, originaria de la Galia (acreditada ya a fines del siglo VI, con ocasión de la traslación de algunas reliquias del apóstol) no aparece en Roma hasta el siglo XI, tal vez en relación con la fiesta de la Cátedra de San Pedro, celebrada en Galia el 18 de Enero. 
 La narración bíblica de lo que sucedió en el camino de Damasco, que transformó a este hombre de indiscutible fe monoteísta y observante de la ley judía como buen fariseo, califica el viraje radical del suceso: "El antiguo perseguidor predicaba ahora la fe que antes intentaba destruir" (Gal.1, 24).
 Según E. Lodi: "Pero no se trata sólo de un viraje limitado de la experiencia personal de Pablo, sino de una fase de paso en la historia de la Iglesia de los orígenes, porque la narración lucana se encuadra en el diseño más vasto de la primera expansión misionera cristiana, que inicia con la persecución en que Esteban muere como protomártir. En efecto, Saulo se encontraba entre quiénes aprobaban el asesinato de Esteban (At. 8,1). Y Pablo es llamado, tras el viraje del camino de Damasco, a recoger la herencia y a desarrollar la germinal intuición universalista de Esteban". La elección de esta fiesta es conclusión de la semana de oración por la unidad de la Iglesia. FIESTA.