29 de enero de 2015

Beato BRONISLAO MARKIEWICZ. (1842-1912).


(pol.: Bronislaw Bonawentura Markiewicz).

Martirologio Romano: En Pawlikowice, Polonia, beato Bronislao Markiewicz, presbítero, fundador de la Congregación de San Miguel Arcángel.

Nació en Pruchnik, Polonia, en el seno de una familia burguesa. Su padre era burgomaestre de la ciudad. Durante sus estudios clásicos en Przemysl, experimentó una cierta vacilación en su fe, debido, en gran parte, al ambiente fuertemente antirreligioso que reinaba en la escuela. Logró, sin embargo, superarla recobrando la paz interior. 
Al terminar la licenciatura en 1863 ingresó en el seminario mayor de Przemysl. Fue ordenado sacerdote en 1867. Después de trabajar durante como vicario en la parroquia de Harta y en la catedral de Przemysl, estudió Pedagogía, Filosofía e Historia en la universidad de Leópolis y de Cracovia, para atender mejor a la juventud. En 1875 fue nombrado párroco en Gac y en 1877 en Blazowa. En 1882 fue nombrado profesor de Teología pastoral en seminario mayor de Przemysl. 
Sintiéndose llamado a la vida religiosa, en 1885, marchó a Italia e ingresó en los salesianos donde conoció a san Juan Bosco del que recibió los votos religiosos en 1887. Se dedicó con celo a todos los oficios que le mandaron. Debido a su austera vida y al clima enfermó de tuberculosis que le llevó al borde de la muerte. Recuperado de su enfermedad, en 1892 regresó a Polonia donde fue nombrado párroco de Miejsce Piastowe. En esta ciudad, entregado a la formación de la juventud, abrió un Instituto para ayudarles en la formación profesional y espiritual. En 1897 decidió fundar dos nuevas Congregaciones religiosas basadas en la espiritualidad salesiana llamadas de San Miguel Arcángel, con una rama femenina y otra masculina. Esto le valió muchos desecuentros con sus superiores salesianos que lo consideraron “un sacerdote rebelde y desobediente”.
Continuó su obra con la bendición de su obispo, el beato José Sebastián Pelczar, entregado a los jóvenes huérfanos y abandonados. Abrió una nueva casa en Pwlikowice, donde encontraron casa y posibilidades de formación espiritual y profesional más de 400 huérfanos. Su dedicación a los muchachos, la abnegación heroíca de sí mismo, consumieron sus fuerzas y murió en Przemysl. Fue beatificado el 19 de junio de 2005 por el Card. Jozef Glemp en nombre de SS Benedicto XVI.