5 de enero de 2015

Beata MARÍA REPETTO. (1807-1890).


Martirologio Romano: En Génova, ciudad de Italia, beata María Repetto, virgen, de las Hermanas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario, que vivió escondida del mundo y se esforzó por ayudar a los afligidos y dar esperanza de salvación eterna a los que dudaban.

Nació en Voltaggio, Italia en el seno de una familia de la burguesía. Ingresó como religiosa de las Hermanas de Nuestra Señora del Refugio en el Monte Calvario en Génova en 1829. Trabajó como costurera de la comunidad durante muchos años. Cuando la vista le comenzó a fallar, la destinaron a la portería del convento, donde desarrolló una labor apostólica profunda y promovió la devoción a san José. Tuvo el don de la curación, colocando la medalla de san José en el lugar enfermo. No poseyó nada para sí mismo, trabajó como enfermera durante las epidemias de cólera de 1835 y 1854.
La generosidad de María causó algunos apuros a la comunidad. El numero elevado de gente que recogió dentro del convento, tuvo las críticas de sus hermanas que consideraban que interrumpían su vida de comunidad, así que le quitaron la portería, María no se inmutó y se dedicó con más fortaleza a la oración y sus superioras consideraron su posición y la devolvieron a su puesto.
Se dice que un día una mujer llegó al convento para pedir oraciones por su marido ciego. La hermana María le aconsejó orar a san José. Cuando la mujer se fue, María, giró hacia la pared del cuadro que tenía en la portería y le dijo: "Intente usted mismo ver lo que significa ver en la oscuridad". La mujer volvió y le dijo que su marido se había curado repentinamente. La hermana María giró el cuadro de san José y vio una nota que decía: "te lo agradece san José". Murió en Génova y está enterrada en la capilla de su convento. Fue beatificada el 4 de octubre de 1988 por el papa Juan Pablo II.