6 de febrero de 2015

Santos DOROTEA y TEÓFILO. M. c. 305.


(Dora, Doris). Don de Dios.
(Teófilo “el Escolástico”). Amado de Dios

Martirologio Romano: En Cesarea de Capadocia, en la actual Turquía, santos mártires Dorotea, virgen, y Teófilo, maestro de escuela

Mártires en Cesarea de Capadocia. La leyenda de la “Leyenda Dorada” dice que fue hija del senador romano Doro, el cual abandonó, a causa de su fe, todas sus posesiones y junto con su esposa Thea y sus hijas Cresta y Caliste, huyó a Capadocia, allí nació una hija con el nombre de Dorotea. Su belleza despertó la pasión del prefecto Sapricio que la pretendió como esposa, pero ella lo rechazó afirmando que era cristiana y su único amor era Jesucristo. Sufrió todas las torturas que se reservan a los mártires en estas hagiografías piadosas. Sus hermanas, primero apóstatas, y después reafirmaron su fe, murieron con ella.
El escriba san Teófilo oyendo a la santa en el camino al suplicio, cantar e invocar juntarse con su esposo en los jardines celestiales, le pidió una flor de ese jardín. Cuando la degollaron, un muchacho le llevó esa flor consiguiendo su conversión y martirio. A Teófilo se le llama "scholasticus" es decir, “abogado”, pero el Martirologio Romano actual, lo traduce como “maestro de escuela”, que se ajusta más a la realidad. Murieron durante la persecución de Diocleciano.