4 de diciembre de 2014

San HERACLAS DE ALEJANDRÍA. M. 247.


Martirologio Romano: En Alejandría, en Egipto, san Heraclas, obispo, famoso como discípulo de Orígenes, de quien fue colaborador y sucesor en la escuela, y elegido después para regir esta sede.

Obispo de Alejandría. Hermano de san Plutarco. Discípulo de Orígenes que los bautizó a él y a su hermano. Con el tiempo, Orígenes se vio tan ocupado con la escuela de catequesis, que eligió a Heraclas como asistente, para los cursos a principiantes. Heraclas fue ordenado sacerdote por el obispo san Demetrio. Cuando en el 231 éste condenó a Orígenes -que tuvo que permanecer en Cesarea- Heraclas quedó al frente de la escuela. Sucesor de san Demetrio en el episcopado de Alejandría (231). Estuvo al frente de la escuela catequética de Alejandría, que dirigía el padre de Orígenes, san Leónides.  
Según puede deducirse de algunos testimonios bien apoyados, le tocó a Heraclas condenar y separar del sacerdocio a quien había sido su maestro, Orígenes. San Dionisio, sucesor de Heraclas, afirma que era práctica del santo recibir a los herejes que querían volver a la Iglesia sin necesidad de que recibieran de nuevo el bautismo (este punto de doctrina fue discutido mucho tiempo, hasta que se impuso esta práctica, que es la vigente en la actualidad), pero no sin hacer un público examen de su conducta. 
Heraclas fue inscripto en el martirologio de Usuardo el día 14 de julio, y en esa fecha permaneció también en el Martirologio Romano, aunque coptos y etíopes, que son naturalmente mayor autoridad en este aspecto, lo celebraron siempre el 4 de diciembre. La última edición del Martirologio Romano corrigió la inscripción.