28 de agosto de 2015

Beatos GUILLERMO DEAN y 7 compañeros. M. 1588.


Martirologio Romano: En Londres en Inglaterra, beatos Guillermo Dean, sacerdote, y siete compañeros, mártires, que, bajo la reina Isabel I, en el mismo día, pero en distintos lugares de la ciudad o en las cercanías, por el reino de Dios padecieron el martirio con el ahorcamiento

Sus nombres son: Guillermo Gunter, Roberto Morton, Tomás Holford y Jaime Claxton, presbíteros; Tomás Felton, clérigo de la Orden de los Hermanos Menores; Enrique Webley y Hugo More, seglares. 
Guillermo Dean nació en Linton of Craven, Yorkshire, (Inglaterra). Era hijo de padre católico, que, como criado del noble católico Ricardo Norton, siguió a su señor al destierro a que fue condenado junto con toda la familia. Pero, el joven Guillermo se quedó en Inglaterra.Vino entonces su periodo anglicano. Alejado de su padre y sometido a otras presiones sociales, se hizo anglicano, y fue ordenado pastor regentando la parroquia de Monk Fristone.
Pero su amistad con el beato Tomás Alfield lo llevó a la conversión al catolicismo y fue ordenado sacerdote en Reims en el 1587. Nada más volver a Inglaterra fue arrestado por ser sacerdote católico. Sometido a tortura, declaró los sitios donde había dicho misa y las personas que habían asistido. Se arrepintió de su debilidad y lloró amargamente durante los tres años que estuvo preso en Newgate y Clink. En 1585 fue condenado al destierro. De regreso a Inglaterra, fue detenido de nuevo y enviado a la carcel de Gatehouse. Vista su causa fue condenado y ejecutado a la salida de Londres en Mile End Green. 

Guillermo Gunter nació en Raglan, Monmoutshire, (Gales) hacia 1555. Estudió en Reims y allí recibió la ordenación sacerdotal en el 1587. Regresó a Inglaterra y en apenas unos meses pudo administrar los sacramentos a los católicos ocultos, y convertir a algunos anglicanos. En 1587 fue descubierto y encarcelado en Newgate. Un año más tarde comparecía ante el tribunal que lo condenaba como traidor por ser sacerdote ordenado en el extranjero y propagar el catolicismo. Pidió que se le juzgara sin jurado, sin duda para evitar que nadie tuviera que condenarlo a mala conciencia, y se le otorgó lo que pedía, siendo condenado por el doble motivo de haber permanecido en el reino siendo sacerdote ordenado en el extranjero y de haber reconciliado a compatriotas suyos con la Iglesia católica. Fue ahorcado y descuartizado en Holywell Lane, Shoredith, al norte de Londres.

Roberto Morton nació en Bawetry en York en 1547. En 1568 dejó Inglaterra y pasó tres años con su tío Nicolás Morton en Roma. Comenzó los estudios sacerdotales en Douai en 1573, pero al año siguiente murió su padre y él volvió a Inglaterra, y contrajo matrimonio con Úrsula Thurland. Ambos vendieron sus propiedades y decidieron salir del reino inglés pero fueron encarcelados en Gatehouse. Era el año 1578. Como había estado con su tío en Roma al tiempo que se preparaba la excomunión de la reina Isabel, fue rigurosamente interrogado por el obispo de Londres, lo que le hacía a él muy sospechoso, pero pese a ello consiguió la libertad. Posteriormente su esposa murió. 
Decidió entonces ir a Roma, donde ingresó, en abril de 1586, en el Colegio Inglés. El 14 de junio del año siguiente era ordenado sacerdote en Reims. Marchó a Inglaterra, y nada más llegar fue descubierto y arrestado, encarcelado en la cárcel de Newgate, donde se encontró al seminarista el beato Hugo More, con el que padeció martirio en Lincoln's Inn Fields en Londres. Fue ahorcado y descuartizado. 

Tomás Holford nació en Aston, Cheshire, en 1541, en el seno de una familia anglicana; fue maestro en Herefordshire en la casa de unos señores de Home Lacy, donde abrazó la fe católica, después de conocer al sacerdote Richard Davis. Después de estudiar en Reims, fue ordenado sacerdote en el 1583 en Laon.
Vuelto a Inglaterra, bajo los nombre supuestos de Acton y Bude, pudo escapar de sus perseguidores dos veces, en 1584 y en 1586, siendo arrestado poco tiempo después. Pero cuando lo trasladaban a una cárcel de Londres logró escaparse, refugiándose en el castillo de Uxedon con su amigo Richard Bellamy. 
Trabajó en Cheshire y el Gloucestershire, rehuyendo siempre Londres donde las pesquisas eran más firmes. Pero en una visita a Londres, donde decía misa en casa de san Esvituno Wells, fue sorprendido y arrestado. Pocos días después fue juzgado y condenado a muerte. El que lo delató fue a la cárcel a pedirle perdón, que Tomás se lo concedió. Fue ahorcado y descuartizado en Clerkenwell.

Jaime Claxton, cació en Yorkshire, hacia el 1555. Estudió en Reims, y fue ordenado sacerdote en el 1582 en Soissons. Marchó a Inglaterra donde hizo su apostolado, y en 1585, dos años más tarde, ya estaba preso, y al cabo de un año fue juzgado y condenado a destierro perpetuo.
Pero regresó a Inglaterra para continuar su labor pastoral. Fue arrestado y encarcelado en Marshalsea. En el juicio fue condenado como traidor. Su compañero de martirio fue un joven novicio de la Orden de los minimos, beato Tomás Felton, hijo del mártir beato Juan Felton. Fueron ahorcados y descuartizados en Isleworth en Londres.

Tomás Felton nació en Bermondsey en 1568, hijo del beato Juan Felton, que fue martirizado en 1570. Educado con mucho esmero por la familia Lowell que lo había acogido, ingresó en el colegio inglés de Reims y en 1583 recibió la tonsura clerical y las órdenes menores. Pero se decidió por la vida religiosa e ingresó en la Orden de los Mínimos, cuya regla, como es sabido, es muy austera y ello trajo consigo que el joven enfermara, por lo que decidió volver a Inglaterra a restablecerse. Cuando ya se sentía mejor, mientras embarcaba para volver al continente, fue arrestado por los espías de la corona y llevado a la cárcel de Brideweil, donde pasó los dos años siguientes. Pasado este tiempo, su tía, la señora Blount, logró su libertad, lo que fue aprovechado por él para intentar de nuevo la salida de Inglaterra, siendo nuevamente arrestado y encarcelado, y esta vez fue su antigua bienhechora lady Lowell la que consigue su liberación, estando ella también recluida por causa de la religión en la cárcel de Fleet. Pero pocas semanas más tarde otra vez estaba preso en Bridewell. Esta vez hubo de padecer ayunos y tormentos pues lo tuvieron tres días y tres noches en la tortura llamada «Little ease» y no le daban sino un poco de pan y agua, porque se quería de él la lista de los sacerdotes que trabajaban en Inglaterra. El joven se mantuvo firme y no delató a nadie. Lo pusieron también a moler en un molino. Fue llevado por la fuerza a la capilla de Bridewell para que asistiera al culto anglicano pero él se tapó los oídos con los dedos. Entonces le ataron las manos a la silla baja en que lo tenían sentado, pero él dio tantas patadas en el pavimento e hizo tanto ruido con la boca que era imposible oír lo que el ministro decía. Se negó en absoluto a cambiar de religión. 
Juzgado en la sesión de juicio de Newgate del 26 de agosto de 1588, fue condenado a muerte. Se le preguntó si estaba de parte de la reina o del papa y de España, y él dijo que estaba de parte de Dios y de su país. Fue sacado para la ejecución junto con el beato Jaime Claxton. Rechazó la gracia que se le hacía poco antes de salir para la ejecución porque contenía condiciones inaceptables. Fue ahorcado y descuartizado. Su hermana, la señora Francés Salisbury, escribió una narración de su martirio.

Enrique Webley era un seglar originario de Gloucester, del que se sabe que había sido protestante pero se había convertido al catolicismo y había sido amigo del beato Guillermo Dean, y lo había apoyado en su apostolado. En abril de 1586 con otros cuatro compañeros intentó marchar en un barco a Francia, pero él y sus compañeros fueron arrestados en el puerto de Chichester cuando ya estaban a bordo, y llevados a Marshalsea. Se le calificó de persona pobre e ignorante pero astuto y despierto. Juzgado el 26 de agosto de 1588 y acusado de traición, fue ejecutado con Guillermo Dean en Mile End Green.

Hugo More nació en Grantham (Inglaterra) en 1565, y era hijo de un gentilhombre anglicano; estudió en Broadgates Hall y en Gray's Inn en Oxford, donde conoció al jesuita Tomás Stephenson que le llevó al catolicismo en 1585. Cuando su padre lo supo lo desheredó. Estudió en el seminario de Reims, pero dos años más tarde una enfermedad le obligó a dejar el seminario y volver a Inglaterra, sin por ello renunciar a su vocación sacerdotal. No hizo más que llegar a Londres en 1587, cuando fue arrestado con la acusación de haberse hecho católico y haber ingresado en un seminario extranjero. Juzgado y condenado se le ofreció la libertad a cambio de volver al anglicanismo, a lo que se negó rotundamente. Compartió cárcel con el beato Roberto Morton en Newgate, y con él sufrió martirio. Fue ahorcado y descuartizado en Lincoln's Inn Fields en Londres.